No se denuncian robos

Elevado porcentaje de afectados dice: "No sirve de nada"

MÉXICO.- Uno de cada cuatro mexicanos declaró que ellos, alguien de su vivienda o ambos, han sido víctimas de la delincuencia, según cifras publicadas en el “Informe País sobre la Calidad de la Ciudadanía en México 2014″.

El informe, que reproduce el portal “ADN político”, indica que de 11,000 mexicanos encuestados en toda la República, el 25.4% afirmó haber sido víctima del delito; cifra que se divide en un 12% que personalmente ha sido víctima, 10.9% que alguien de su vivienda lo fue, o un 2.3% que ambos lo fueron.

El estudio del Instituto Federal Electoral (ahora Instituto Nacional Electoral), realizado en colaboración con el Colegio de México, revela que el delito que afectó a más mexicanos fue el robo, ya que el 57.5% contestó haber sido víctima, de éstos 36.5% declaró haberlo sufrido con violencia y 21% sin violencia.

De los encuestados que mencionaron haber sido víctimas del delito, el 26% son de la región Centro y la misma cantidad de la región Norte, con lo que ambas áreas geográficas reúnen el 54% de las víctimas.

Sin embargo, la inseguridad no ha cambiado drásticamente los hábitos del mexicano, ya que el 20% de los encuestados “ha cambiado los lugares donde sale a pasear”, el 18% “ha cambiado los lugares donde va de compras” y el 5% “se ha cambiado de barrio o colonia”.

Las víctimas de la violencia, ¿denuncian los delitos? A pesar de las cifras presentadas, el reporte de este año también señala que en México el 61% de los ciudadanos no denunció después de sufrir el delito.

Las regiones que más presentan esta tendencia son el centro-occidente y el sur, donde en ambos casos el 60% de los habitantes no denunció; por el contrario, en la región Norte el 48% de los ciudadanos sí denunció haber sido víctima del delito.

Cuando se preguntó a los encuestados sobre cuáles eran las razones para no presentar una denuncia, el 63% contestó que “no sirve de nada”, el 52% contestó que es debido a la “falta de confianza en las autoridades” y el 40% declaró haber tenido “malas experiencias con las autoridades en el pasado”.

De las personas que dijeron haber acudido a denunciar ante el Ministerio Público, el 23% consideró que le sirvió de algo para resolver el problema y un 54% dijo que no sirvió de nada.

Confianza

De los que denunciaron el delito ante un policía, 11% expresó que sirvió de algo, mientras que el 56% contestó que no sirvió acudir a ellos.

A pesar de la poca confianza que los mexicanos tienen en sus instituciones, desean que las autoridades capturen a los delincuentes: 54% de los ciudadanos incluso consideró que esto debe hacerse por encima del respeto a los derechos humanos.

Por otra parte, el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal A.C. dio a conocer el listado de las 50 ciudades más violentas del mundo, de las cuales nueve están en México.

El ranking elaborado a partir de la tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes, indica que la ciudad más violenta en México es Acapulco, que se ubica en tercer lugar del listado. Tijuana es la que obtuvo la tasa más baja, al situarse en el lugar 47.

Los municipios que aparecen en el ranking son: Acapulco, Culiacán, Torreón, Chihuahua, Ciudad Victoria, Nuevo Laredo, Ciudad Juárez, Cuernavaca y Tijuana.

A diferencia del reporte del año pasado, en esta ocasión no aparece Monterrey, pues redujo su tasa de homicidios durante el último año, acota el Consejo.

El reporte indica que por tercer año consecutivo la ciudad más violenta del mundo es San Pedro Sula, en Honduras; el segundo lugar es ocupado por la capital venezolana, Caracas.

Pero no todas las ciudades son de América Latina, pues localidades de Estados Unidos y de Sudáfrica, como Nueva Orleans, Detroit o Ciudad del Cabo, también aparecen dentro de las 50. Ninguna ciudad de Europa, Asia y Oceanía son registradas en el reporte.El ranking de Seguridad, Justicia y Paz enlista a las 50 ciudades más violentas del planeta, basádose en la tasa de homicidios por localidad, las cuales deben ser predominantemente urbanas y sin tomar en cuenta a las que tienen menos de 300,000 habitantes.Los datos usados para el análisis provinieron de fuentes oficiales, aunque para el caso de México, la asociación señala que se hizo un conteo propio a partir de fuentes periodísticas.




Volver arriba