Mueren dos personas tras el ataque a un edificio oficial en México

Morelia (México), 3 de Mayo (EFE).- Un grupo de presuntos narcotraficantes atacaron a balazos la Subprocuraduría Regional de Justicia del municipio de Zamora, en el occidental estado mexicano de Michoacán, asesinando a un policía y a un civil, informaron fuentes oficiales.

El gobierno de Michoacán informó que el ataque fue perpetrado en los últimos minutos del viernes por un comando armado que viajaba en una camioneta.

Los presuntos narcotraficantes accionaron rifles de asalto contra las oficinas de la fiscalía, ubicadas en la Avenida Juárez del Centro Histórico de Zamora.

En el ataque murió el policía estatal José Reynoso Aureoles, así como el civil Pedro Andrade Castro, quienes revisaban la documentación de un vehículo del segundo.

Los atacantes dejaron heridos además a Paulino Martínez Sánchez, jefe policial del municipio colindante de Jiquilpan, así como a otro civil.

Las primeras investigaciones de la Policía Ministerial del Estado apuntan a que el comando armado pertenece a la banda del narcotráfico autodenominada como “Los Caballeros Templarios”.

La organización criminal, que nació como una escisión de la banda de “La Familia Michoacana”, en 2010, ha visto afectadas sus operaciones con la intervención de fuerzas federales en Michoacán desde octubre del pasado año.

Como resultado de los operativos policiales, el gobierno federal abatió recientemente a Nazario Moreno González, alias “El Chayo”, y a Enrique Plancarte Solís, alias “Kike” o “La Chiva”, los dos principales líderes de “Los Caballeros Templarios”.

Dionisio Loya Plancarte, alias “El Tío”, y tercero en la línea de mando de la banda de narcotraficantes, fue detenido en enero pasado, por lo que las operaciones de la organización criminal son dirigidas por Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta”, por quien se ofrece una recompensa de 30 millones de pesos.

En otro hecho violento sucedido en este estado, un comando armado asesinó a balazos a dos hombres y a una mujer, en el municipio de Maravatío, ubicado en el oriente de Michoacán.

Los cadáveres de las víctimas fueron abandonados a un costado de la carretera que une Maravatío con el poblado de Tzurutzícuaro.
Hasta el momento, las autoridades michoacanas desconocen las identidades de las tres víctimas, por lo que los cadáveres permanecen en el Servicio Médico Forense (Semefo).

En los últimos tres días, de acuerdo a autoridades del estado, han sido asesinadas a balazos un total de 12 personas en Michoacán. EFE



Volver arriba