Muere uno de los líderes de los “Templarios”

 

MÉXICO (EFE).- Uno de los líderes del cártel mexicano de Los Caballeros Templarios, Enrique “Kike” Plancarte, murió hoy en un enfrentamiento con fuerzas de seguridad, confirmó a Efe una fuente oficial.

Kike Plancarte pereció en un operativo en el estado central de Querétaro, agregó la fuente, que prefirió mantener en reserva su identidad. Se espera que las autoridades den en las próximas horas mayor información sobre este caso.

Por su parte, la Secretaría de Gobernación informó a través de la red Twitter que “se está verificando la identidad de Enrique Plancarte, presumiblemente abatido en un enfrentamiento con la Secretaría de Marina”, y añadió que mañana habrá más información al respecto.

De acuerdo con informes de medios locales, en el enfrentamiento intervinieron efectivamente soldados de la Marina de México, que participa en la lucha contra el narcotráfico y se ha apuntado éxitos recientes en el combate contra importantes líderes del crimen organizado.

Las autoridades habían fijado una recompensa de 10 millones de pesos (765.697 dólares) para quien diera información que llevara a la detención de Kike Plancarte.

Esa recompensa es la tercera parte de la suma fijada para el máximo líder de los “templarios”, Servando Gómez Martínez, alias La Tuta, prófugo de la justicia, por quien se ofrecen 30 millones de pesos (2.297 millones de dólares).

Plancarte Solís, también conocido por el alias de La Chiva, estaba considerado como el número dos de los “templarios”, especialmente después de la detención, el pasado 27 de enero, de Dionicio Loya Plancarte, alias El Tío, por quien también se había fijado una recompensa de 30 millones de pesos.

La muerte de Kike Plancarte se suma a la de Nazario Moreno González, alias El Chayo, que también fue abatido en un enfrentamiento con militares el pasado 9 de marzo en el estado suroccidental de Michoacán, donde operan los “templarios”.

Habitantes del municipio de Nueva Italia, en la Tierra Caliente de Michoacán, aseguran que el Kike no contaba con una escolta numerosa, pues la mayor parte del tiempo lo pasaba en ranchos con El Chayo.

Kike Plancarte era sobrino de Manuel Plancarte Gaspar, detenido el 17 de marzo en Michoacán y acusado de secuestrar a jóvenes y a personas con ciertas características para extraer sus órganos y traficar con ellos, según las autoridades.




Volver arriba