Muere en enfrentamiento “El Chayo", líder templario

Muere en enfrentamiento “El Chayo”, líder templario

 

MÉXICO (EFE).- Las autoridades mexicanas están intentando confirmar la posibilidad de que haya perecido en un enfrentamiento armado un capo del narcotráfico que fue dado por muerto hace más de tres años, Nazario Moreno “El Chayo”, dijeron fuentes oficiales.

Las fuentes dijeron a Efe que “todo parece indicar” que la persona que murió esta madrugada en un choque armado con efectivos de la Marina es el Chayo, quien fue dado por muerto en un enfrentamiento en diciembre del 2010.

Agregaron que el choque armado se produjo en las proximidades de la ciudad de Apatzingán, la más importante de la zona conocida como la Tierra Caliente del estado suroccidental de Michoacán.

La muerte de Chayo fue reportada por primera vez el 10 de diciembre del 2010 por en anterior Gobierno mexicano, presidido entonces por Felipe Calderón, pero el cuerpo nunca fue presentado y en Tierra Caliente existían dudas de que estuviera muerto.

Otras fuentes oficiales en Morelia, capital de Michoacán, confirmaron también que se está investigando la posibilidad de que se trate del Chayo, pero dijeron que, según sus noticias, el enfrentamiento fue con la Policía Federal, no con la Marina.

Al parecer, el cuerpo de la persona fallecida está en poder de la Procuraduría General de la República (PGR) para que se hagan las pruebas periciales y se confirme su identidad.

El pasado 18 de febrero se anunció oficialmente la detención de un medio hermano del Chayo, Heliodoro Moreno Anguiano, alias el Yoyo.

Hace tres años, cuando se informó por primera vez de la muerte del Chayo, el capo era el líder de La Familia Michoacana, un cártel que dominaba en Michoacán y del que surgió en 2011 el de Los Caballeros Templarios, con fuerte presencia en ese estado.

El Gobierno federal de México ha enviado desde enero pasado miles de soldados y de policías para reforzar la seguridad en Michoacán ante el vacío de autoridad que existía en ese estado por las acciones del narcotráfico y el surgimiento de grupos de autodefensa.

La seguridad de Apatizangán está a cargo de la Policía Federal, que desplazó a la policía municipal, acusada por los grupos de autodefensa de colaborar con los “templarios”.




Volver arriba