México, refugio de criminales

Alberga 59 de los más buscados por Estados Unidos

MÉXICO.- De acuerdo con los registros oficiales del Buró Federal de Investigación del gobierno de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés), en México se encuentran refugiados 59 delincuentes buscados por este organismo de seguridad estadounidense, entre los que destacan nueve violadores de infantes, dos violadores seriales de mujeres jóvenes a uno de los cuales se atribuyen al menos 11 ataques, así como 33 asesinos.

Las autoridades estadounidenses, de hecho, sospechan que en México se refugian al menos tres de los delincuentes que integran la lista denominada “Los diez prófugos más buscados por el FBI”, empezando por Glen Stewart Godwin, quien ocupa el primer lugar de esa lista, y por el que se ofrece una recompensa de 100 mil dólares, tras cometer dos asesinatos -uno en California y otro en Guadalajara-, así como dos fugas de penales, uno en cada lado de la frontera.

De acuerdo con información del portal en web “Animal Político”, para el FBI, Glen Stewart obtiene recursos mediante la venta de droga, y viaja por México, Centroamérica y Sudamérica, gracias a su dominio del español, por lo cual, advierte, “debe ser considerado armado, sumamente peligroso y con riesgo de fuga”.

En la lista de los diez más buscados por el FBI está, además, el violador Fidel Urbina, quien en la actualidad tiene 39 años de edad y, se presume, se refugia en el estado de Durango. Hace 15 años, Urbina golpeó y violó a dos mujeres, en ataques separados, una de las cuales fue hallada muerta, dentro de un vehículo incendiado.

Sus alias son Lorenzo Maes, Fernando Ramos, Fidel Bahena, Lorenzo Fidel, Marcos Antonio y Víctor Urbina, y por información que permita su captura el FBI ofrece una recompensa de 100 mil dólares.

Para el FBI, México es también el refugio de un tercer delincuente incluido en la lista de los diez más buscados: el agresor sexual y homicida José Manuel García Guevara, quien en 2008, con 20 años de edad, asaltó la casa de una vecina que era seis años mayor, a la que violó y luego asesinó de 16 puñaladas, todo esto enfrente del hijo de la víctima, de 4 años.

En la actualidad, se sospecha que este homicida y violador, ahora con 26 años, se refugia en el estado de San Luis Potosí.

Steven Eugene Clifford no está en la lista de los diez más buscados, aunque su peligrosidad no es menor, por lo que el FBI ofrece una recompensa de 10 mil dólares para quien brinde información que permita su captura. Él es un quiropráctico de 61 años que, entre 1998 y 2001, violó a 11 de sus pacientes, incluyendo a una menor de edad. Se cree que Clifford huyó de Estados Unidos en una camioneta que remolcaba un camper, y entre sus posibles escondites están la península de Baja California, en México, así como Canadá e incluso Francia o Bélgica.

Para identificarlo, el FBI divulgó que “Clifford tiene el hábito de jalarse los pelos de la barba o del rostro, consume mucho alcohol y frecuenta clubes nocturnos y se cree que toma litio bajo receta médica”, aunque advirtió que “se de debe considerar armado y peligroso”.Entre los fugitivos que el FBI ubica en territorio mexicano destacan nueve agresores sexuales de infantes, de los cuales seis son de origen anglosajón, y tres son inmigrantes mexicanos.Thomas Emil Sliwinski violó a su hijastra en 2003, en Montana, Estados Unidos, de donde huyó para refugiarse, desde entonces, en la región de LeBarón, en el estado de Chihuahua, México.A los 31 años, Jeffrey Dean McDaniel sedujo a una “pariente menor” de 13 años, la raptó y condujo a México, donde continuó abusando de ella durante dos años más. Según el FBI, “puede ser que McDaniel esté viviendo en México y que le interese el arte de los tatuajes”.En el año 2000, el técnico computacional Curtis Lee Brovold embaucó a través de internet a una niña de 14 años, residente de Minnesota, y luego de seis meses de contactos, la convenció para tener un encuentro, durante el que abusó sexualmente de la menor. Según las autoridades estadounidenses, Brovold escapó a México luego de ser acusado de abuso sexual.Elby Jessie Hars es un camionero de 71 años, que en 2000 abusó sexualmente de una adolescente, en Carolina del Sur. Desde entonces está prófugo y el FBI presume que se esconde entre Texas y México. Las autoridades de Estados Unidos advierten que está armado y es peligroso.En enero de 1999, Charles Hollin raptó a punta de navaja a una niña de diez años, a la que violó y abandonó desnuda en la carretera en Seymour, Indiana, además de que se le vincula con otros dos ataques similares. Según el FBI, para evitar ser capturado, Hollin utiliza pelucas y bigote falso y ha usado placas apócrifas para presentarse como policía. En su fuga, este pederasta ha sido ubicado en Cozumel, México, así como en Guatemala, Costa Rica, Venezuela, Puerto Rico, Gran Caimán, Grenada, Barbados, Jamaica, Bahamas y Canadá.En 2007, el FBI comenzó la búsqueda del ciudadano estadounidense Richard Craig Torres, quien cometió “repetidos abusos” contra una niña de 13 años en Sacramento, California, desde donde voló a México, para luego perderse su pista.En el año de 1992, el jinete de rodeo Henry Henríquez abusó de una niña de 13 años residente de Ohio, a la que violó en distintas ocasiones a lo largo de cuatro meses. Desde entonces está prófugo, y el FBI señala que se mueve entre México, Nuevo México y Texas.Entre 1997 y 2003, José Antonio Barroso abusó sexualmente de una niña de Arkansas, que tenía cinco años cuando comenzaron los ataques. En 2004, Barroso fue oficialmente declarado como prófugo, y el FBI asegura que desde entonces se refugia en Guadalajara, Jalisco.El último pederasta que huyó de Estados Unidos hacia México, para eludir la acción de la justicia, es José Gustavo Badillo, quien está acusado de comprar una niña en México, en 1998, para trasladarla a Oklahoma, donde produjo pornografía infantil y abusó sexualmente de la menor durante los siguientes siete años. Según el FBI, este pederasta se refugia, actualmente, en San Luis Potosí o en Matamoros, Tamaulipas.Por información que permita su aprehensión, el gobierno estadounidense ofrece una recompensa de 10 mil dólares.

Delincuencia | Pederastas

Uno de los pederastas buscados por EE.UU. fue ubicado en Cozumel.

Rapto a punto de navaja

En enero de 1999, Charles Hollin raptó a punta de navaja a una niña de diez años, a la que violó y abandonó desnuda en la carretera en Seymour, Indiana.

Peluca y bigote falso

Para evitar su captura, Hollin usa pelucas y bigote falso y ha usado placas falsas de policía. En su fuga, este pederasta ha sido ubicado en Cozumel, Guatemala, Costa Rica, Venezuela, Puerto Rico, Gran Caimán, Grenada, Barbados, Jamaica, Bahamas y Canadá.

Rapto y viaje a México

A los 31 años, Jeffrey Dean McDaniel sedujo a una “pariente menor” de 13 años, la raptó y condujo a México, donde continuó abusando de ella.




Volver arriba