México lamenta impunidad ante violencia sexual en guerras

México lamenta impunidad ante violencia sexual en guerras

Participa en cumbre de Londres para prevenir ese ílícito

MÉXICO (Notimex).- El canciller mexicano José Antonio Meade lamentó que queden impunes la mayoría de los casos de víctimas de violencia sexual en conflictos armados, a pesar de que constituyen violaciones graves a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario.

En la Cumbre Mundial sobre la Prevención de la Violencia en Conflictos Armados que se lleva a cabo en Londres, subrayó que esa situación reclama la urgente atención de la comunidad internacional.

El secretario de Relaciones Exteriores (SRE) de México planteó que en pleno siglo 21 resulta inaceptable que la violencia sexual siga siendo utilizada como táctica de guerra.

También cuestionó que la mayoría de los casos permanezcan impunes, aun cuando constituyen violaciones graves a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario.

Meade Kuribreña presentó las recomendaciones del seminario internacional ‘Tiempo de Actuar. Voces desde América Latina. La erradicación de la violencia sexual, incluida aquella cometida en situaciones de conflicto’, llevado a cabo en México en mayo pasado.

Esas propuestas incorporan la necesidad de integrar una perspectiva intercultural para el combate a la violencia sexual y de ofrecer capacitación a los funcionarios que atienden a las víctimas.

Asimismo, de poner en marcha acciones específicas de protección para víctimas y testigos, y la creación de redes más estrechas entre gobiernos y la sociedad civil.

El secretario Meade además participó en la mesa ministerial “Llamado a la Acción. Prevención y Respuesta a la violencia sexual en conflicto”, en la que anunció el respaldo de México al Comunicado sobre la Protección de Niñas y Mujeres en Situaciones de Emergencia.

Ese esfuerzo internacional reúne a Australia, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Japón, Suecia, Suiza y Reino Unido, entre otros países, así como a agencias de las Naciones Unidas, organismos internacionales y organizaciones de la sociedad civil para proteger a las mujeres víctimas de esos abusos.

El canciller informó en ese foro que México reforzará su colaboración con actores estratégicos como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Comité Internacional de la Cruz Roja, para mejorar las condiciones de la niñez en situaciones de conflicto armado.

También fue invitado a copresidir con el ministro de Relaciones Exteriores de Noruega, Børge Brende, el diálogo ministerial ‘Obteniendo resultados a través de la participación de las mujeres’.

Ese espacio tuvo como objetivo reflexionar sobre el papel fundamental de la mujer para la prevención de conflictos, la consolidación de la paz, el estado de Derecho y la construcción de la democracia.

Durante la sesión subrayó que México reconoce la importancia de fortalecer los mecanismos nacionales e internacionales para lograr la efectiva inclusión de las mujeres en esos procesos, así como la necesidad de impulsar la cooperación internacional para el desarrollo de capacidades, incluyendo el intercambio de buenas prácticas.

José Antonio Meade recordó que este país ha promovido el fortalecimiento del estado de Derecho como eje central para avanzar en la consolidación de la paz y la promoción del desarrollo.

México fue reconocido en la cumbre mundial de Londres como aliado estratégico en el esfuerzo internacional para prevenir la violencia en conflictos armados, derivado de su compromiso con la igualdad de género.

De igual forma, con el empoderamiento de la mujer y la promoción y defensa de los derechos humanos y de la paz y la seguridad internacionales.

Como promotor regional de la iniciativa, el canciller informó que México seguirá trabajando con todos los actores que apoyan esa causa.

Llamó a la comunidad internacional para que los resultados de la cumbre permitan complementar la acción multilateral que despliega la ONU para el combate de ese delito y, sobre todo, ofrecer a las víctimas y a sus familias la justicia que tanto anhelan.

El encuentro reunió a más de mil personas, incluyendo a ministros de Asuntos Exteriores, organizaciones internacionales, sociedad civil, expertos jurídicos y de seguridad, quienes reforzaron la condena internacional a la violencia sexual en conflictos armados.

De igual forma, urgieron a poner en marcha una estrategia global para prevenir, investigar y sancionar ese acto ilícito.

 




Volver arriba