“Levantón” militar a cadáver “templario”

Se lo llevan para hacerle el análisis de identificación

MÉXICO.- Un grupo de militares irrumpió la tarde del miércoles pasado en la funeraria Gayosso de Morelia, Michoacán, donde familiares y amigos velaban el cadáver de Samer José Servín Juárez, “El Rigoberto”, operador financiero de Enrique “El Kike” Plancarte Solís, uno de los líderes de “Los Caballeros Templarios”.

El portal de “Proceso” indica que según testigos, los soldados se llevaron el cuerpo de “El Rigoberto” en una camilla ante la sorpresa de los asistentes, quienes no pudieron hacer nada.

“Lo que sabemos es que el nombre de Servín apareció en el obituario de Gayosso, ubicada en Paseo de La República, y que sería cremado el miércoles a las 18 horas.

Sin embargo, a las 5 p.m. llegaron los militares con una camilla, sacaron el cuerpo del féretro y lo subieron a un vehículo para desaparecer con él, según dijeron familiares a las autoridades.

El cadáver del cabecilla de los “templarios” aparentemente fue llevado a las instalaciones de la PGJE.

El traslado del cuerpo a la Procuraduría al parecer fue porque en esa dependencia existe uno de los laboratorios más modernos de México para pruebas de ADN.

Ahí se hicieron estos exámenes a Nazario Moreno, “El Chayo”, y a Francisco Galeana, “El Pantera”.

Templarios | Operador

El traslado del cadáver del operador templario sorprendió a sus deudos.

Recompensa

Por Samer José Servín Juárez la Procuraduría General de la República ofrecía una recompensa de $10 millones.

Causa de la muerte

Al parecer, el operador de “Los Caballeros Templarios” falleció a causa de un infarto cardiaco.




Volver arriba