La tortura, “endémica” del país

Resultados de una investigación de la ONU en México

MÉXICO (EFE).- El relator especial de la ONU sobre la tortura, Juan Méndez, afirmó ayer que en México existe “una especie de endemia de la tortura que hay que corregir”, algo que está practicamente en todas las corporaciones policiales.

“Aún persiste en México una situación generalizada del uso de tortura y maltratos”, afirmó Méndez en una rueda de prensa que ofreció ayer, al concluir la visita que inició el 21 de abril.

El relator de la ONU dijo que la situación más difícil se registra desde el momento de la detención hasta que el arrestado es puesto a disposición de la justicia, y expresó también su preocupación por la “continua militarización” en las regiones.

Méndez señaló que cuando habla de “generalización” no implica que sea una situación “deliberada, sistemática ni masiva”, ni que esté impulsada por “altos dirigentes” del Estado.

Las denuncias recibidas, agregó, se dan en prácticamente todas las corporaciones que hacen arrestos en este país y en todos los niveles jerárquicos.

Diagnóstico de la ONU

Al ser consultado sobre la impresión que tiene después de esta visita, Méndez afirmó que le hubiera gustado decir “que la tortura es aislada en México”, pero que “son aberraciones que se pueden corregir rápidamente”.

Méndez se reunió con autoridades federales y estatales y visitó 11 lugares de detención de su elección; entre ellos el Centro Nacional de Arraigo y otras instalaciones donde se entrevistó con personas apresadas.

En las observaciones preliminares entregadas a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) sobre su visita de 12 días, también consideró que la reforma constitucional de 2011 en materia de derechos humanos es el mejor marco para fortalecer la implementación y cumplimiento de obligaciones internacionales.

Con ello, dijo, México refuerza su compromiso con la prohibición absoluta de la tortura y los tratos crueles, inhumanos y/o degradantes.La SRE destacó que el diplomático también celebró la adopción del Código Unico de Procedimientos Penales y las acciones para implementar la reforma de justicia penal de 2008, así como la promulgación de la ley general de víctimas.El relator consideró que hay un significativo progreso en México respecto a la restricción de la jurisdicción militar, derivada de las decisiones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y de la reciente reforma al Código de Justicia Militar.

Juan Méndez también El funcionario también hizo señalamientos respecto a pendientes que tiene México para eliminar la tortura, como fortalecer la figura de la defensoría pública a nivel local, la garantía de una adecuada atención de las víctimas y la realización de investigaciones prontas y expeditas en caso de presuntas violaciones a los derechos humanos.Asimismo, puntualizó que se debe garantizar el derecho al debido proceso, homologar el tipo penal de tortura a nivel nacional, regular en todo el país el uso legítimo de la fuerza pública, la disminución de la utilización del arraigo y combatir la sobrepoblación en los penales y mejorar las condiciones de los mismos.Del 21 de abril al 2 de mayo Juan Méndez sostuvo más de 35 reuniones con cerca de 100 servidores públicos del más alto nivel del gobierno federal y estatal.Entre esos encuentros destacan los que sostuvo con el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, y la secretaria de Salud, Mercedes Juan, así como con funcionarios de alto nivel de las secretarías de Gobernación, de la Defensa Nacional, de Marina y de Relaciones Exteriores.También se reunió con autoridades de Nuevo León, Baja California, Chiapas y Nayarit, así como del Distrito Federal, y representantes de los poderes legislativo y judicial a nivel federal y estatal, organismos autónomos de derechos humanos, de la sociedad civil y académicos.



Volver arriba