La investigación de un homicidio, “negligente”

Anomalías en el caso del asesinato de 72 inmigrantes

MÉXICO (EFE).- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) acusó a la Procuraduría General de la República (PGR) y a la de Tamaulipas de negligencia, omisiones legales y retraso en la investigación de la matanza de 72 inmigrantes en agosto de 2010.

En largo texto, documentó anomalías cometidas por personal de ambas fiscalías, omisiones de los peritos encargados del manejo de cadáveres, en la preservación de evidencias de los sitios y negligencias en la atención a los dos sobrevivientes.

Además, criticó el retraso de la identificación de la mayoría de los cadáveres, por lo que el procedimiento de investigación sigue abierto.

Según las declaraciones de dos sobrevivientes, 74 indocumentados -la mayoría centroamericanos- fueron interceptados por un grupo armado el 21 de agosto de 2010 cuando viajaban en un autobús y trasladados a un rancho en San Fernando, Tamaulipas.Al día siguiente fueron asesinados a mansalva después de negarse a formar parte del grupo delictivo, “Los Zetas”.No obstante, dos -uno ecuatoriano y otro hondureño- lograron sobrevivir y dar parte a las autoridades, quienes realizaron un operativo que permitió rescatar los cuerpos e iniciar las investigaciones.La CNDH realizó un seguimiento de los procedimientos realizados por las autoridades, primero de Tamaulipas, y luego de la fiscalía federal, que atrajo el caso y trasladó los cuerpos a Reynosa y a la capital del país.

Desde el primer momento, dijo, las autoridades cometieron omisiones para preservar las evidencias en el sitio del crimen y el traslado de los cuerpos se hizo “en forma precipitada, sin metodología y deficiente”, y se perdieron indicios importantes.

Destacó la ausencia de datos de los cuerpos, como “descripción de su posición, orientación, edad aproximada, media filiación, estatura, ropas que vestían, calzado, rigidez cadavérica, grado de putrefacción y las lesiones que se podían advertir a simple vista”.Tampoco se tomaron medidas para evitar el proceso de descomposición, apuntó la CNDH, que reprobó a las autoridades por no haber concluido la identificación de los cuerpos, violando así el derecho a la impartición de justicia pronta y expedita.Solicitó al fiscal federal tomar medidas para garantizar los derechos de las víctimas y capacitar a los agentes del Ministerio Público y peritos de la PGR sobre los procedimientos legales y manejo y conservación de cadáveres.

Al gobierno de Tamaulipas le pidió instruir al personal para adoptar los protocolos de identificación de los cuerpos enviados a fosa común y estrechar la vigilancia en zonas de alto riesgo para combatir el secuestro de migrantes.

San Fernando | Caso

Según los dos sobrevivientes el 21 de agosto de 2010 un grupo de 72 inmigrantes fue secuestrado por “zetas”.

A mansalva

Fueron trasladados a un rancho en San Fernando, Tamaulipas, donde al día siguiente fueron asesinados a mansalva al negarse a ser parte del grupo delictivo. Dos sobrevivieron.




Volver arriba