La corrupción, el freno a su combate

Los actos ilegales son solapados, dice la Arquidiócesis

MÉXICO (El Universal).- La jerarquía de la Iglesia católica consideró que “la república corrupta” en México ha hecho que la creación del Órgano Autónomo Anticorrupción “esté paralizado”, luego de acusar que la Secretaría de la Función Pública “solapa” actos ilegales.

La Iglesia califica que este “proyecto electorero” sucumbió ante la corrupción que se expresa con “el hermano incómodo beneficiado por el nepotismo, el desvío de recursos agenciados por el tráfico de influencias, o el fraude millonario por la asignación de contratos sin licitaciones”.

En México se atribuyó en 1995 el sobrenombre de “hermano incómodo” a Raúl Salinas de Gortari, hermano del ex presidente de la república Carlos Salinas, acusado de enriquecimiento por la PGR durante el gobierno del ex presidente Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000). El año pasado fue exonerado de esos cargos.

La Arquidiócesis, encabezada por el cardenal Norberto Rivera, afirma que esos actos demostraron el lujo de impunidad, amparado en el inmoral abuso de poder afianzado en la malversación del dinero público.

Bajo el nombre de “Corrupción”, la jerarquía de la Iglesia católica condenó en su editorial del semanario “Desde la fe” lo que denominó como el “deporte nacional” y que alcanza niveles “muy críticos, pudriendo estructuras enteras de gobierno”.

Costo

Recuerda que la reciente Encuesta de Calidad e Impacto Gubernamental, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), reveló que en 2012 los actos de corrupción costaron casi 1.5 billones de pesos.

“Nuestra idiosincrasia parece no entenderse sin la transa y el chanchullo. Mientras el ciudadano está indignado por la corrupción de la clase política, ve con buenos ojos los negocios turbios evasores de la legalidad para alcanzar beneficios bajo la creencia falsa de ser más astuto gracias al ingenio de la mordida, arreglos, regalos y componendas”, fustigó.

Dice que la creación de un órgano nacional fue al final un proyecto “electorero que taparon programas ineficaces, cuyos propósitos morales sucumbieron ante la corrupción”.Expuso que los actos corruptos están engendrados además en la sociedad y en los particulares, de tal forma que México padece ese “pecado social que engulle una nación, cuyas leyes deberían moderar la opulencia y la indigencia”.

Política | Corrupción

Más expresiones sobre la corrupción hechas en una publicación religiosa

Proyecto electorero

“La creación de un órgano nacional fue al final un proyecto electorero que taparon programas ineficaces, cuyos propósitos morales sucumbieron ante la corrupción”.

Pecado social

“Los actos corruptos están engendrados además en la sociedad y en los particulares, de tal forma que México padece ese pecado social que engulle una nación, cuyas leyes deberían moderar la opulencia y la indigencia”.




Volver arriba