Incendio por supuestas violaciones

Padres de familia amenazan con aislar un plantel

La entrada de la escuela primaria de San Luis Potosí donde habría ocurrido la violación de varios niños

MÉXICO.- Padres de familia de la escuela “Rafael Ramírez”, en San Luis Potosí, incendiaron ayer la caseta de vigilancia del velador del plantel, pues acusan que el hijo de esta persona ha violado a estudiantes del turno vespertino.

El sitio de internet sinembargo.mx dio a conocer que el fuego comenzó a propagarse al mismo tiempo que se realizaba una protesta de padres de familia en el plantel.

El hijo del velador, de quien sólo se sabía que se llama Rafael, estaría implicado en seis violaciones de las cuales sólo se denunciaron tres.

Al momento de su detención, ninguna persona se presentó a ratificar la denuncia, por lo que fue liberado; situación que indignó a los padres de familia, quienes propiciaron el incendio.

El sitio electrónico también reveló que los padres “prefieren que los niños pierdan clases, a que pierdan su inocencia”, y aseguraron que impedirán que los estudiantes ingresen al plantel tanto en la mañana como en la tarde hasta que se detenga de nuevo al acusado.

El susodicho fue detenido el viernes antes de salir de clases, pero 24 horas después fue liberado porque según el director de fuerzas municipales, Francisco Lara, ningún padre de familia interpuso denuncia.

“Rafael” se vestía de payaso y en una ocasión jaloneó a una de las niñas, dijeron las madres de familia.

El director aseguró que el joven no tenía ninguna relación laboral en el plantel aunque los padres dicen que es hijo del velador.

La familia del velador tenía su casa en un terreno adentro del plantel, delimitado sólo por una malla y que supuestamente fue donado por el primer director que tuvo la escuela.

Alfredo Posadas, subjefe técnico pedagógico del departamento de educación primaria de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de San Luis Potosí (SEGE) habló con una parte de los inconformes y afectados y les ofreció que habrá personal de seguridad afuera de la escuela.

También prometió que se investigará el caso pero pidió a los padres permitir que continúen las clases.




Volver arriba