Hospitalizados seis detenidos por robo de cobalto 60

MEXICO (AP).-  Las seis personas ingresadas en un hospital por posible exposición a radiación se encuentran bajo custodia por su posible participación en el robo del camión que transportaba cobalto 60 radiactivo, informó el viernes un funcionario federal.

Un camarógrafo capta detalles de una de las piezas del contenedor que trasladaba el cobalto 60, material radioactivo que se encontraba en un camión que fue robado y hallado abandonado después. – AP

Los seis sospechosos fueron detenidos el jueves y trasladados a un hospital de la capital del estado central de Hidalgo para ser sometidos a pruebas de radiación, dijo el funcionario del gobierno federal, quien habló bajo condición de anonimato por no estar autorizado a hablar con la prensa.

Autoridades de salud de Hidalgo reportaron antes que los seis se encontraban estables y sin rastros aparentes de intoxicación por radiación. El funcionario dijo  que una vez que sean dados de alta, las seis personas rendirán su declaración formal ante la Procuraduría General de la República, dependencia que inició una investigación por delitos ambientales en la modalidad de transportar material peligroso.

No especificó dónde fueron detenidos. Las seis personas se encuentran en el Hospital General de Pachuca, capital de Hidalgo. El Secretario de Salud Pedro Luis Noble dijo en Foro TV que los pacientes admitidos están en condición estable y que habían presentado síntomas como mareos, irritación y molestia en la piel, y uno de ellos vómito. Agregó que se encuentran en observación y podrían ser dados de alta después de ver lo que arrojen los resultados médicos.

La policía federal bloqueó el acceso al hospital de la ciudad que está a 100 kilómetros de la Ciudad de México, después de ingresar las personas para someterse a observación por posible contacto con el cobalto 60, material que es usado en tratamientos contra el cáncer que fue robado y después abandonado en un área rural cercana.

El hurto del radiactivo fue reportado a principios de la semana y fue localizado el miércoles. El robo y posterior hallazgo del material radiactivo generó la emisión de alertas por parte de las autoridades ante la peligrosidad que representaba el cobalto 60 para quien lo manipulara.

El material fue localizado fuera del contenedor que lo protegía, pero no se encontraron rastros de que se hubiera contaminado la zona. Aunque Mardonio Jiménez, físico y director de supervisión operativa de la Comisión mexicana, dijo que las personas expuestas al cobalto 60 no pueden contaminar a otras personas, los que estuvieron cercanos al material están en peligro.

“Las personas que abrieron están en grave riesgo de fallecer”, dijo Jiménez al noticiero Foro TV. Agregó que existe riesgo para la población en el hospital pero que no hubo necesidad de evacuar la comunidad donde fue hallado el cobalto 60. El material estaba en un contenedor que era parte de un equipo médico usado en hospitales que está en desuso y era transportado por un camión a una instalación de desechos en el centro de México desde la frontera norte. Las autoridades mexicanas de la Comisión de Seguridad Nuclear trabajaban el viernes en colocar el cobalto 60 en un nuevo contenedor de manera segura.

El material radiactivo fue hallado en un paraje despoblado de Hueypoxtla, zona rural del Estado de México donde viven unos 4,000 habitantes, a escasos 40 kilómetros de donde el lunes fue robado el camión que transportaba el contenedor y que puso en alerta a autoridades de seis estados del país, así como a la Ciudad de México. La preocupación era que se hubiera robado para elaborar una bomba sucia, explosivo que disemina material radiactivo. El vehículo de carga que transportaba el material desde la ciudad norteña de Tijuana fue robado en una estación de gasolina de Hidalgo.

El equipo médico se destinaba a un centro de desecho nuclear en el Estado de México. Las autoridades dijeron que los ladrones probablemente querían robarse una plataforma que es como una grúa que les permite levantar objetos pesados. Cuando lo localizaron, las autoridades dijeron que el contenedor estaba abierto y que no contenía el material radioactivo que posteriormente localizaron a un kilómetro del camión. Entonces, rodearon e impidieron el ingreso al lugar a unos 500 metros a la redonda de donde se hizo el hallazgo.

Una agencia de la ONU dijo que el cobalto 60 que fue robado tiene una actividad de 3.000 curios, categoría 1, lo que significa que podría causar daños fatales a quien esté en contacto con él.

Etiquetas: