Grupo defraudado regresa de Brasil

La Profeco anuncia sanción contra una empresa turística

Viajeros defraudados por empresas que contrataron para ir al Mundial de Fútbol en Brasil arribaron ayer al aeropuerto del D.F.

MÉXICO (El Universal).- Un grupo de mexicanos que se encontraban varados en Recife, Brasil, arribó ayer al Aeropuerto Internacional de la ciudad de México.

Varios de ellos aún portaban playeras de la selección a la cual fueron a ver con motivo de la Copa del Mundo.

Los viajeros fueron defraudados por empresas de viajes que contrataron para ir al país sudamericana.

Anteayer fuentes oficiales de la Embajada de México confirmaron que la situación se había solucionado gracias a un vuelo chárter de Aeroméxico que llegó por la tarde a Brasil para traer de regreso a 159 connacionales.

El resto de los mexicanos varados, entre los que se encontraban niños, mujeres, adultos mayores y familias enteras, habían salido por sus propios medios antes que llegara el vuelo chárter de Aeroméxico.

Los aficionados mexicanos llevaban durmiendo en el aeropuerto de Recife desde el pasado 24 de junio. El problema se agravó no sólo por los excesivos costos que operarios y prestadores de servicios imponen a los viajeros sin reservaciones en ese país durante la Copa del Mundo, sino también porque no hay disponibilidad de hoteles ni vuelos con espacio en esta sede mundialista.

Multa

En 15 días se aplicará una multa, que podría ser de hasta 7 millones de pesos, contra la empresa de viajes Escotours, acusada de haber defraudado a los 254 turistas, informó la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

En respuesta, Javier Escobedo, director de la empresa, afirmó en entrevista con Radio Fórmula que él no es ningún timador y responsabilizó al dueño de otra empresa.

El presunto responsable, según Escobedo, es Lorenzo Reyes Retama, de la empresa Universal Entertainment Events, pues él fue contratado para operar el viaje. La Profeco, por su parte, indicó que estará atenta para recibir las quejas y denuncias de los afectados que están regresando de Brasil, y que verificará la operación de la empresa turística, en especial sobre la venta de paquetes de viaje a eventos deportivos internacionales, donde reincidió en su mala prestación de servicios. Las labores de la agencia están suspendidas, y hay sellos pegados en las vidrieras del establecimiento en la calle de Angulo en Guadalajara; aun cuando puede operar en la venta de boletos para viajar en el país y de paquetes, no así en el área de tours internacionales. Profeco analizará la situación de la operadora turística, ya que en noviembre del año pasado también fue amonestada por malas prácticas en paquetes de viajes a nivel internacional, junto con la reincidencia en el abandono de los viajeros en el Mundial de Fútbol. También por quejas y denuncias que reciban en los próximos días, para determinar el nivel de la multa que puede ser de hasta siete millones de pesos. “No soy un timador”, afirmó Francisco Javier Escobedo, director de la agencia de viajes Escotours, afirmó que él sigue en Recife y que ha estado todo el tiempo con las personas varadas.”En ningún momento me escondí, en ningún momento los dejé solos, jamás”, dijo a Radio Fórmula. Agregó que aún quedan 18 pasajeros por regresar y que muchas personas salieron de Brasil por sus propios medios y otras gracias al apoyo del gobierno de Jalisco. Dijo que su error fue haber contratado la operación con la empresa Universal Entertainment Events.”Yo le vendo a la gente, pero él es el encargado de la operación, y la verdad esta persona, el señor Lorenzo Reyes Retana, me vio la cara mí”. Por ello, señaló que sus abogados ya preparan una denuncia contra Reyes Retana. “Yo he pasado lo mismo que la gente, pero yo soy el responsable, no soy ningún timador, ningún ladrón”.

Brasil | Fraude

Mientras los aficionados varados en Brasil regresan ya se buscan responsables.

Se deslinda el dueño

Fransico Escobedo, dueño de la agencia de viajes que utilizaron los afectados, dijo que “no es un ladrón ni defraudador”.

Presunto responsable

El presunto responsable, según Escobedo, es Lorenzo Reyes Retama, de la empresa Universal Entertainment Events, pues él fue contratado para operar el viaje a Brasil.




Volver arriba