Extradición en análisis

Extradición en análisis

Estados Unidos aún no pide a "El Chapo" Guzmán

Traslado de Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera tras su detención

MÉXICO (EFE).- Los gobiernos de México y Estados Unidos analizan modalidades y alternativas sobre una probable extradición de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, aunque aún no hay una “solicitud formal”, informó ayer el canciller mexicano, José Antonio Meade Kuribreña.

“No ha habido todavía una solicitud formal de extradición y estamos en un proceso de diálogo entre diferentes instancias del gobierno mexicano y estadounidense para identificar momentos, modalidades y alternativas”, declaró a los periodistas.

Guzmán Loera, líder del cártel de Sinaloa, fue capturado en una operación realizada por la Marina el 22 de febrero pasado en el puerto de Mazatlán, en Sinaloa.

“El Chapo” era el narcotraficante más buscado por México y Estados Unidos desde que se fugó en enero de 2001 del penal de máxima seguridad de Puente Grande, en Jalisco.

Las autoridades estadounidenses ofrecían cinco millones de dólares por información que llevara a su captura, en tanto que México ofrecía una recompensa de 30 millones de pesos (2.3 millones de dólares).

Tras la detención del capo sinaloense, las autoridades de Estados Unidos anunciaron que pedirían la extradición de “El Chapo” para que enfrente numerosos cargos en ese país, pero hasta ahora no han presentado una solicitud formal.

Formalidades

Antonio Meade Kuribreña refirió que en caso de que Estados Unidos presente la solicitud, la Secretaría de Relaciones Exteriores analizaría la petición para confirmar que cumpla con todas las formalidades legales y la turnaría a fiscalía general y a las autoridades judiciales.

El ministro mexicano planeaba sostener ayer un encuentro con el secretario de Seguridad Nacional estadounidense, Jeh Johnson, quien -como informamos en la página 6- comenzó una visita de trabajo a México.

Entre otros temas a tratar en la reunión, Meade señaló que plantearía la necesidad de mejorar la repatriación de los mexicanos indocumentados para garantizar su seguridad y sus derechos.

“Se le reiterará la necesidad de encontrar mejores espacios de diálogo y coordinación, en ánimo de que los procesos de repatriación no se traduzcan en (…) desvinculación y desintegración de los núcleos familiares” o impliquen “inseguridad” para el repatriado.

El canciller recordó que este tema fue abordado por los presidentes de México, Enrique Peña Nieto, y Estados Unidos, Barack Obama, en la cumbre de líderes de América del Norte celebrada en Toluca, Estado de México, en febrero pasado.

Crimen | Narco

Afirmaciones de Jeh Johnson, secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

Frontera segura

México y EE.UU. deben continuar con el desmantelamiento de organizaciones criminales, pues no se puede pensar en incrementar el comercio entre ambas naciones sin una frontera segura.

Oportunidad

Ambos países tienen la oportunidad de contar con una frontera muy próspera, dijo.




Volver arriba