Extensa condena

Sentencia de 90 años al cómplice de Zhenli Ye Gon

Agentes de la extinta AFI catean en 2007 un laboratorio propiedad de Bernardo Mercado, cómplice del traficante chiho Zhenli Ye Gon

MÉXICO.- El Juzgado Cuarto de Distrito en Materia de Proceso Penales Federales en el estado de México impuso una sentencia de 95 años de prisión a uno de los cómplices del narcotraficante Zhenli Ye Gon, a quien en marzo del 2007 se le encontró en posesión de 205 millones de dólares en efectivo en una de las recámaras de su casa.

El fallo declaró culpable al químico Bernardo Mercado Jiménez de los delitos de delincuencia organizada y contra la salud en diversas modalidades, ya que durante el proceso quedó acreditado que ayudó a introducir al país más de 80 toneladas de sustancias psicotrópicas por los puertos de Manzanillo, Colima y Lázaro Cárdenas, Michoacán.

No obstante que la condena alcanzó los 95 años de cárcel, el hoy sentenciado sólo compurgará una pena de 60 años de prisión, al ser la penalidad máxima que establece al Código Penal Federal vigente al momento en que cometió los ilícitos por los que fue sentenciado.

El juzgado federal destacó que la participación de Mercado Jiménez como responsable sanitario “fue crucial” para que mediante las empresas demoninadas Unimed Pharm-Chem México, S.A. de C.V. y Unimed Pharmaceutical, S.A. de C.V., se introdujeran al país más de 80 toneladas de sustancias psicotrópicas por las Aduanas de Manzanillo, Colima, y Lázaro Cárdenas, Michoacán.

Luego de pasar las aduanas, las sustancias eran trasladadas a Toluca, Estado de México, con el propósito de someterla a procesos químicos hasta obtener efedrina y pseudoefedrina pura y así venderla ilegalmente.

En la sentencia se destaca que Mercado Jiménez sí formaba parte de la organización criminal lideraba por Zhenli Ye Gon, dedicada a la producción de drogas sintéticas y a su venta ilegal.

Los delitos por los que fue sentenciado son:

1. Delincuencia organizada, (hipótesis de delitos contra la salud y de operaciones con recursos de procedencia ilícita); y contra la salud, en su modalidades de introducción al país y transporte de den-acetilpseudoefedrina y acetato de efedrina; de producción de los psicotrópicos denominados efedrina, pseudoefedrina, acetato de efedrina y n-acetilmetanfetamina; y en su modalidad de posesión de esos psicotrópicos con fines de tráfico.




Volver arriba