Exigirá volver al gobierno

Exigirá volver al gobierno

Alcalde reitera no tener nexos con los "templarios"

MÉXICO.- Guillermo Valencia Reyes, ex alcalde de Tepalcatepec, Michoacán, terminó de rendir ayer su declaración ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) alrededor de las 2:30 de la tarde.

En entrevista con Radio Fórmula, el ex alcalde reveló que en su declaración reiteró que nunca se reunió con Servando Gómez, alias “La Tuta”, y que no tiene ningún vínculo con “Los Caballeros Templarios”. También afirmó que utilizará todas las instancias legales para ser reinstalado en su cargo.

Guillermo Valencia fue llevado anteayer a las instalaciones de la Seido para rendir su declaración “de manera voluntaria” contra las imputaciones en su contra que lo vinculan a “Los Caballeros Templarios”; la declaración comenzó a las 18 horas del lunes y finalizó ayer a las 2:30 de la tarde.

El ex alcalde declaró por segunda ocasión. Ayer ya se se encontraba de retorno en Morelia, Michoacán.La PGR llamó a comparecer al presidente municipal de Tapalcatepec y a José Trinidad Martínez, pues ambos habrían estado presentes en 2011 en reuniones con líderes de organizaciones criminales que operan en el estado, aunque Martínez Pasalagua ha afirmado que asistió obligado a dichas reuniones.

Valencia ha atribuido las acusaciones en su contra a la senadora Luisa María Calderón Hinojosa.Sobre la hermana del ex presidente Felipe Calderón, Valencia dijo que “si la senadora tiene vergüenza debería quedarse callada porque si algo está mal en Michoacán , en donde las instituciones se encuentran vulneradas, es por culpa de su hermano Felipe, quien en su sexenio propició la expansión de los criminales”.

Otros dos detenidos

La Procuraduría michoacana informó anoche vía Twitter que detuvo a los alcaldes Uriel Chávez Mendoza, de Apatzingán, y Noé Octavio Aburto Inclán, Tacámbaro.

De acuerdo con sinembargo.mx, en el caso de Chávez Mendoza “exigía una cantidad mensual a varios regidores para apoyar a un grupo delictivo de la zona”, al parecer “Los Caballeros Templarios”.

En el caso de Aburto Inclán, fue detenido por su probable responsabilidad en el delito de peculado en agravio del Ayuntamiento.




Volver arriba