En Tijuana sigue programa para reduccir daños por aplicación de drogas

 

TIJUANA (Notimex).- La jurisdicción local de la Secretaría de Salud del Estado continúa con las jornadas del programa de reducción del daño para los usuarios de drogas inyectables en la Zona Norte de esta frontera.

El titular de la dependencia en Tijuana, Héctor Zepeda Cisneros refirió que desde hace más de ocho años esta jurisdicción de Salud ha sido pionera en el tema de reducción del daño con los pacientes de VIH y usuarios de drogas inyectables.

Señaló que ha sido demostrado a través de estudios internacionales cómo ha disminuido de manera considerable la propagación del virus en este sector de la población, y el programa es modelo a nivel nacional.

El funcionario del estado indicó que su implementación es utilizada por varias entidades del país que cuentan con esta problemática social y donde es necesario enfatizar los esfuerzos para brindar los servicios de salud integrales.

La titular del Programa de Prevención de VIH e Infecciones de Trasmisión Sexual (ITS), Norma Olmedo dijo que el programa de intercambio de jeringas en el caso de adictos es para informar las medidas para prevenir contagios por uso de agujas contaminadas.

Observó que entre estos grupos se da mucho la costumbre de compartir las agujas, con lo que incrementa el contagio, y en el programa de VIH realizan trabajos en la detección oportuna de sífilis e ITS en mujeres embarazadas.

También, el intercambio de jeringas en grupos vulnerables, detección de Sida con pruebas rápidas, entrega de condones, pláticas de orientación en diferentes escuelas y puntos de reunión, recorrido en bares y antros, lo que ya ha impactado.

‘No estamos promoviendo que se droguen, ni tampoco cuando distribuimos el condón entre los jóvenes estamos incitándolos a que sean promiscuos, simplemente estamos conscientes de lo que ocurre en la calle, y queremos prevenir males mayores’, anotó.

El programa difundido en todos los municipios del estado no sólo consiste en proporcionarles las jeringas, sino sensibilizarlos y darles información de su problemática para que entren a programas de rehabilitación, aseguró.

 




Volver arriba