"El Chapo" quizá estuvo en Mérida

“El Chapo” quizá estuvo en Mérida

Se cree que vivió en el norte de la capital yucateca

El Cártel de Sinaloa, que comanda Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, es, de acuerdo con fuentes de la Marina, una de las organizaciones de droga con mayor presencia en Yucatán.

El hecho se refuerza porque, según las mismas versiones oficiales, en 2011 se tuvo informes de que “El Chapo” vivió una temporada en Mérida, en un fraccionamiento de alto poder adquisitivo en el norte de la ciudad.

Agentes de inteligencia de la Marina y de la Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) estuvieron en el Estado realizando trabajos de investigación para ubicar a Guzmán Loera.

Sin embargo, no pudieron corroborar la información de su presencia en Mérida.

Dos de los más grandes decomisos de enervantes que se realizaron en la entidad pertenecían al grupo del capo recién detenido, lo que parece confirmar las versiones.

En 2007 surgió la primera prueba. La caída de una avioneta en los alrededores de Tixkokob, donde se transportaban 3.7 toneladas de cocaína pura. Dos años más tarde se hizo un importante decomiso de alcaloide a esa agrupación criminal en el puerto de Progreso, donde se hallaron más de 800 kilos de cocaína en el interior de contenedores con tiburones.

Fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR) indican que tienen abierta una veintena de averiguaciones de narcomenudistas detenidos en Yucatán, quienes al parecer tienen nexos con el cártel sinaloense.

La última detención de presuntos integrantes de esa organización en Mérida se dio a finales de enero, en el Periférico Norte, donde dos sujetos fueron detenidos con varios ladrillos de mariguana, fueron puestos a disposición de la PGR.- Megamedia

Capo | Sospechas

En 2011 se realizaron trabajos de investigación en Yucatán para ubicar a “El Chapo”.

Conjunto

Participaron agentes de inteligencia de la Secretaría de Marina y la Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos.

Pruebas

Varios decomisos y detenciones desde 2007 sólo aumentaron las conjeturas.




Volver arriba