Detienen en Holanda a sicario del Cartel de Sinaloa

MÉXICO (AP).- La policía holandesa arrestó a un presunto sicario del poderoso Cártel de Sinaloa del narcotráfico mexicano, quien enfrenta cargos relacionados con drogas en el sur de California, informó el viernes la oficina en San Diego del Departamento de Justicia.      

El sospechoso capturado en Ámsterdam es José Rodrigo Aréchiga Gamboa y está acusado de traficar metanfetaminas, cocaína y marihuana.      

Aréchiga es un importante operador de Ismael Zambada, quien dirige la organización criminal junto con Joaquín “El Chapo” Guzmán.      

La policía aduanal holandesa informó que arrestó al sospechoso, de 33 años, el martes después de que arribó bajo otro nombre al Aeropuerto Schiphol de Ámsterdam en un vuelo proveniente de la Ciudad de México. Las autoridades no revelaron su nombre en cumplimiento de las leyes locales de privacidad, pero dijeron que fue detenido a petición de las autoridades estadounidenses. Aréchiga está retenido en una prisión en Holanda, a la espera de ser extraditado para enfrentar cargos en un tribunal federal en San Diego. El Departamento de Justicia estadounidense ya está buscando su extradición.      

La embajada de México en Holanda informó que está al tanto de la detención de un ciudadano mexicano y que está dispuesta a ofrecer apoyo consular si él solicita ayuda. La sede diplomática no especificó si se refería a Aréchiga.      

De acuerdo con la prensa local, Aréchiga es también conocido como “El Chino Ántrax”, uno de los dos líderes de un grupo de sicarios que se autodenominan los “Ántrax”, como la enfermedad mortal.      

Las autoridades atribuyen a este grupo una serie de asesinatos, entre ellos el de tres hombres que fueron colgados de un puente en 2011 en presunta venganza por el asesinato de uno de sus líderes. Los Ántrax ayudaron a la organización de Sinaloa cuando ésta se enfrentó en una batalla territorial sangrienta con el cártel de los hermanos Beltrán Leyva, cuando éste último decidió separarse en 2008.      

Varias canciones conocidas como narcocorridos mencionan al “Chino Ántrax” como un hombre delgado y elegante al que le gustan los vehículos deportivos, los yates y el champán.  




Volver arriba