Detenido el financiero de los Templarios

Juan Reza

MÉXICO (AP).-  La Policía Federal de México capturó el martes a un presunto narcotraficante de alto nivel acusado de manejar las finanzas del cártel de los Caballeros Templarios, que tiene su base en Michoacán.

El detenido es Juan Reza Sánchez, por quien el gobierno ofrecía una recompensa máxima de 5 millones de pesos . Fue capturado en la ciudad de Querétaro, a unos 200 kilómetros de la Ciudad de México, con un kilo de metanfetamina y un fusil militar. La Policía Federal informó en un comunicado el martes que Reza Sánchez, de 52 años, fue uno de los miembros fundadores del cártel de La Familia Michoacana.

Comenzó a trabajar para el cártel bajo el mando de José de Jesús Méndez Vargas y Nazario Moreno. Méndez fue capturado en 2011 y Moreno fue abatido en un enfrentamiento en 2010, según el gobierno. Después de la muerte de Moreno, muchos miembros de La Familia se unieron al ahora rival los Caballeros Templarios, formado por exmiembros del grupo original. Reza Sánchez fue uno de ellos.

El estado de Michoacán está en medio de un recrudecimiento de violencia, que primero obligó a muchos habitantes a formar grupos de autodefensa para expulsar a os Caballeros Templarios y después al gobierno federal a tomar el control de seguridad de las manos del estado. Las autoridades también capturaron el martes a otro supuesto miembro del grupo criminal, Heleodoro Moreno, quien se identificó como medio hermano del líder del cártel Nazario Moreno. Policías federales lo localizaron en una zona residencial del municipio de Apatzingán, conocida como la base de los Caballeros Templarios. El gobierno informó que portaba una granada y una bolsa con marihuana.

Operadores del “Chapo”, detenidos

La Procuraduría General de la República informó también el martes que realizaron un operativo para detener a dos presuntos narcotraficantes del cártel de Sinaloa en la ciudad de Culiacán. Uno de ellos es Mario Hidalgo Argüello, a quien identificaron como parte del primer círculo del cártel, y el otro es Mario López Osorio, un operador. El gobierno confiscó armas de armas de fuego, granadas y algunos envoltorios de plástico. Autoridades informaron que en dos de las casas registradas encontraron túneles ocultos bajo la tina del baño, que supuestamente usaban para escapar o para transportar la droga a otros lugares seguros.

Etiquetas: