Comunidades de Guerrero denuncian hostigamiento del Ejército

MÉXICO (EFE).- Varias comunidades de municipios del estado de Guerrero, denunciaron hoy que “llevan más de veinticuatro horas siendo hostigadas”, sometidas a “intimidación y abuso de autoridad por parte del Ejército Mexicano, la Policía Federal y Estatal”.

En un pronunciamiento, organizaciones civiles de los municipios de Juan R. Escudero, Tecoanapa, Ayutla, Florencio Villareal y San Marcos protestaron contra las autoridades aduciendo que en ellas operan “policías comunitarias” a cargo de su propia autodefensa de acuerdo con la ley, lo que hace innecesaria la presencia federal.

El llamado Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana ha permitido desde hace años “frenar la delincuencia organizada que secuestraba, extorsionaba, violaba a las mujeres, cobraba piso y cuotas, y una serie de delitos que mantenían en temor a las y los ciudadanos de toda la zona”.

Las organizaciones sociales denuncian que los cinco municipios ubicados en la región de la Costa Chica, están rodeados por el Ejército y las policías desde hace unos días.

Señalaron que la presencia “de la fuerza militar, pública y policial en la zona” se desencadenó tras “un proceso de organización de la comunidad de El Ocotito, en el municipio de Chilpancingo, para garantizar la seguridad de su pueblo y siete comunidades cercanas”.

La movilización policial y militar se extendía hasta ayer por 407 comunidades de las cuales 205 son indígenas, y las restantes, afromexicanas y mestizas, e incluye la instalación de controles en algunas carreteras.

“Los retenes militares no están permitiendo el paso de civiles ni por coche ni a pie de una comunidad a otra, vehículos y tanquetas militares amedrentan a la población apuntándoles directamente”, señalan las organizaciones.

Los firmantes exigen “respeto a los derechos humanos e integridad de los pueblos”, respeto a su derecho al libre tránsito y a manifestarse.

Recuerdan que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) instó en diciembre pasado a “canalizar y resolver los problemas que imperan en estas comunidades de Guerrero a través de un diálogo constante con la sociedad (…) evitando que se resuelvan ejerciendo violencia contra ellos o ejerciendo medios de presión.”

Las organizaciones piden también “reconocimiento y respeto” al Sistema de Seguridad Ciudadana del que forman parte las policías comunitarias que operan en ese estado.

El pronunciamiento lo suscribieron veinticinco organizaciones sociales, entre ellas la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias(CRAC-PC), las parroquias de Malinaltepec, Pascala del Oro, Santa Cruz del Rincón y Atlamajatzingo del Monte, y varias ONG.




Volver arriba