Autodefensas de Michoacán celebran su primer aniversario

Grupos de Autodefensas marchan custodiados por militares, por las principales calles de la comunidad La Ruana celebrando el aniversario del movimiento.- (EFE)

LA RUANA, México (EFE).- Los grupos de autodefensa del estado mexicano de Michoacán conmemoraron hoy el primer aniversario del surgimiento de este movimiento, que brotó para poner fin a los atropellos del cártel Los Caballeros Templarios.

“Vamos a seguir luchando mientras se pueda”, afirmó Hipólito Mora, el líder de las autodefensas de La Ruana, el municipio de la zona conocida como Tierra Caliente en el que hace un año los vecinos se alzaron en armas contra los “templarios”.

Ese movimiento se produjo ante el vacío de autoridad en la región y los abusos de los narcotraficantes, que se habían adueñado de la economía de la comarca gracias a la extorsión, los asesinatos y la corrupción de las autoridades locales.

“Quisiera que nos olvidáremos de lo malo todos, que nos perdonáramos también y seguir adelante, empezar una nueva vida, todos, sin rencores”, afirmó Mora, un productor de limón de 57 años que encabezó la rebelión contra los “templarios”.

El acto consistió en una misa en una capilla levantada por pobladores de La Ruana en el mismo lugar donde los vecinos habían construido antes un sitio de veneración del narcotraficante Nazario Moreno González, alias “El Chayo”.

Este capo del narcotráfico era el máximo líder de La Familia Michoacana, de donde surgieron los “templarios”. Según las autoridades, murió a finales del 2010 en un enfrentamiento con fuerzas de seguridad, aunque su cadáver nunca apareció.

La celebración consistió también en un desfile de un centenar de integrantes de los grupos de autodefensa de La Ruana por las calles de la localidad, dedicada fundamentalmente a la producción de limón.

Algunos de los civiles portaban armas, las mujeres habían elegido sus mejores galas para asistir también a la celebración. En el desfile participaron escuelas de La Ruana.

El movimiento de autodefensas de Michoacán, en el suroeste del país, se ha venido extendiendo a decenas de municipios de la Tierra Caliente, y prácticamente cada semana hay una “toma” de localidad de parte de civiles armados que se organizan.

Ante este fenómeno, el Gobierno federal asumió las funciones de seguridad en la Tierra Caliente que antes le correspondían a las autoridades estatales y municipales, y reforzó la región con el envío de miles de policías y soldados.




Volver arriba