Reo dona un riñón a su hijo

Compensa así el daño causado por realizar secuestros

MÉXICO (El Universal).- Mariano Santoyo Hernández, un interno de la penitenciaría de Santa Martha, fue sometido a una intervención quirúrgica para donar un riñón a su hijo para tratar de redimirse con sus familiares, argumentando que por mucho tiempo los dañó al delinquir y secuestrar.

Fuerte dispositivo

Santoyo Hernández y su heredero ingresaron el pasado miércoles al Hospital de Especialidades “Dr. Bernardo Sepúlveda Gutiérrez” del Centro Médico Nacional Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para concretar el trasplante bajo un fuerte dispositivo de seguridad, previendo las autoridades que el convicto pudiera escapar.

Santoyo Hernández, de 49 años, acusado del delito de secuestro, consideró la operación como una obligación moral con su familia y con la sociedad, al dar una explicación a las autoridades de la cárcel, quienes facilitaron todo lo necesario para la cirugía.

Exámenes previos

Mariano, de 25 años de edad, hijo del convicto, fue sometido desde hace tres meses a pruebas para determinar la compatibilidad con su padre, según consta en expedientes médicos.




Volver arriba