Protesta en la residencia oficial de Tabasco

Protesta en la residencia oficial de Tabasco

VILLAHERMOSA, Tabasco (El Universal).- Alrededor de 150 proveedores se manifiestan a las afueras de la Quinta Grijalva, casa oficial del gobernador, para exigir que la actual administración estatal de Arturo Núñez JimÚnez les pague 400 millones de pesos que les quedó debiendo el gobierno de Andrés Granier Melo.

Con pancartas en mano, los proveedores realizaron una marcha que salió de la Plaza de Revolución y llegó a la Quinta Grijalva, donde en este momento están exigiendo que se les atienda. “Somos pequeños empresarios a punto de cerrar”, “Señor gobernador, no tenemos recursos para seguir invirtiendo”, “Por amor a Tabasco, páguenos”, señalan las pancartas de los proveedores.

El presidente de la Asociación de Proveedores de Tabasco (Aprotab), Alberto Falconi de los Santos, manifestó que el gobierno del estado les debe 400 millones de pesos a unos 400 socios de la agrupación. Explicó que la deuda viene del 2012, último año de ejercicio de Granier Melo. Dijo que aunque se trate de otra administración se les tiene que pagar, pues no es asunto de personas sino del gobierno del estado.

Además mencionó que la Secretaría de Planeación y Finanzas ya validó las deudas que dejó el pasado gobierno. Manifestó que 400 empresas están en riesgo de cerrar si no les paga el gobierno estatal, lo que dejaría sin empleo a cerca de 4 mil personas. “En cambio nosotros sí tenemos que pagar impuestos, cuotas de trabajadores al IMSS y cumplir con otras obligaciones”, dijeron los inconformes.

Entre las dependencias que les deben están la Secretaría de Salud, la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS) y la Comisión Interinstitucional para la Implementación del Sistema de Justicia Penal en el Estado de Tabasco (CIISJUPET), y otras.

Ricardo Rivera Arguelles, dueño de la empresa Soluciones Definitivas S.A. de C.V., manifestó que la Secretaría de Salud le debe desde 2012 un millón y medio de pesos por labores de impermeabilización en los laboratorios. Indicó que en su empresa están en riesgo 30 empleos ante la falta de liquidez.

La señora Concepción Frías Córdova, dueña de una comercializadora que vende papelería, material de cómputo y mobiliario, dijo que desde hace dos años el CIISJUPET le adeuda 700 mil pesos.

 




Volver arriba