Obligados a ir más allá

Hay evidencias de reuniones con los líderes criminales

José Manuel Mireles, líder autodefensa,  afirma que el Gobierno de Michoacán todavía tiene muchos funcionarios vinculados con el narcotráfico

MÉXICO (Notimex).- El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, afirmó que los órganos de seguridad que tienen presencia en Michoacán encontraron varias evidencias de que Jesús Reyna, ex secretario de Gobierno estatal, tuvo reuniones con líderes de organizaciones criminales que operan en el Estado.

En entrevista, el funcionario federal destacó que a partir de esas pruebas se inició una investigación de la que, dijo, “tenemos ya elementos para pensar lo que dijimos en el boletín: contactos con este tipo de organizaciones que nos obliga a profundizar, y para ello y dado el tamaño de los personajes, es que solicitamos el arraigo”.

En la Sala de Prensa de la Dirección de Comunicación Social de la dependencia, Murillo Karam sostuvo que esa medida la hicieron con el cuidado que siempre han tenido, de forma que “el arraigo sea la protección de un bien superior”.

Respecto a las reuniones de Jesús Reyna con líderes de organizaciones criminales que operan en la Michoacán, el titular de la PGR subrayó que no dará más información sino hasta que la averiguación esté complementada.

Insistió en que hay varios casos e indicó que actuará independientemente de quienes sean las personas involucradas, de qué piensan, de qué partido son o qué afiliación tienen, pues esta es la instrucción que tiene del gobierno de la República.

“Nosotros lo que perseguimos son delitos y si tenemos evidencia de delitos actuamos. No es el único”, insistió.Dijo que aún no se liberan más órdenes de localización y que las pesquisas están muy avanzadas, y precisó que lo que interesa “es detener a quien viole la ley; pero también hemos sido muy cuidadosos de verificar con precisión esa violación a la ley antes de consignar en cualquier caso”.Respecto a que deberían tener más datos sobre las reuniones, dijo que eso es lo que están investigan y detalló que “sólo hay un arraigo, pero pueden tener antecedentes, hemos detenido políticos con pruebas contundentes y no nos hemos fijado de qué partido o de qué filiación son”.”Si no nos hemos fijado que las pruebas verdaderamente los inmiscuyan en la planeación o en la participación en cualquier acto delictivo”, puntualizó. Murillo Karam enfatizó que se han recogido todas las denuncias, tanto las que son rumores como las que tienen contundencia, y es en éstas en las que actúan de forma inmediata. Dio a conocer que el arraigo de Jesús Reyna se ordenó el sábado pasado y explicó que este caso llegará “hasta donde tenga que llegar”, incluso, advirtió, si hay que solicitar el desafuero de algunos legisladores, lo harán en su momento. Señaló que no hay ningún obstáculo en la pesquisa, y si llegará a ocurrir lo contrario, “haríamos lo que sea necesario y lo que la ley nos permita”.Dijo que no cree que los partidos políticos sean responsables de lo que haga alguno de sus miembros, por lo que no puede llamarle política al desmantelamiento de una red de delincuencia. En ese sentido, abundó que la intención del gobierno federal es acabar con la delincuencia sin importar quién sea o de dónde venga, “no averiguamos de qué partido son, ni de que religión, ni de qué raza, simple y sencillamente si algún individuo comete algún acto que esté sancionado por la ley, nosotros actuamos y lo vamos a seguir haciendo sin detenernos”.

Por otra parte, en Morelia, José Manuel Mireles, dirigente de uno de los grupos de autodefensa, afirmó ayer que el gobierno estatal todavía tiene muchos funcionarios involucrados con el crimen organizado, y denunció la llegada de presuntos miembros del “Cártel del Golfo” y de “Los Zetas” a ese Estado .

El crimen está en casa

Mireles consideró positiva la detención del ex secretario de Gobierno de Michoacán, Jesús Reyna, pero consideró que el crimen organizado aún sigue metido en la casa.

A partir del arresto preventivo de Reyna, el sábado pasado, por posibles contactos con organizaciones delictivas, “van a salir muchos más del gabinete”, dijo a la emisora “Radio Fórmula”.El dirigente recordó que Reyna fue el coordinador de campaña del actual gobernador Fausto Vallejo, del PRI en las elecciones de 2011, un proceso en el que la mayoría de michoacanos, dijo, votó con un fusil, en la cabeza, de los “templarios”.Mireles había acusado el año pasado a Reyna, de tener vínculos con “templarios”, imputaciones que negó el funcionario que entre abril y octubre de 2013 fue gobernador interino de Michoacán mientras Vallejo se sometía a un trasplante de hígado.”Un pastel exquisito”El portavoz de las autodefensas también denunció ayer la llegada de presuntos miembros del “Cártel del Golfo” y “Los Zetas”, dos organizaciones que, dijo, ven a este estado como “un pastel exquisito”.Las autodefensas, reiteró, surgieron hace un año para combatir a “Los Caballeros Templarios” y no entregarán las armas hasta que el crimen organizado haya sido desterrado del estado.”Nuestra guerra no es contra (…) el Gobierno federal (…) es contra el crimen organizado”, afirmó el líder de las autodefensas y pidió a las autoridades que les permitan defenderse, de lo contrario, advirtió, quedarán expuestos a las organizaciones criminales.El Gobierno mexicano se ha volcado los últimos meses en Michoacán ante el vacío de autoridad en ese estado por las acciones de los “templarios” y el surgimiento de grupos de autodefensa que se alzaron en armas para combatir a los narcotraficantes.Miles de soldados y policías han asumido en el estado funciones que antes correspondían a agentes federales y municipales, y el Ejecutivo ha designado a varios altos funcionarios para garantizar la seguridad en esa región del país.




Volver arriba