Huelga en Michoacán

No aceptan 3.5% de alza salarial los sindicalizados

Empleados públicos de Michoacán colocan banderas rojinegras en el Palacio de Gobierno, ayer, en Morelia

MORELIA (Notimex).- Más de siete mil empleados sindicalizados del gobierno del estado estallaron ayer una huelga tras no aceptar el ofrecimiento económico de 3.5% de incremento salarial.

El dirigente del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo (Staspe), Antonio Ferreyra Piñón, afirmó que la oferta no satisfizo a sus representados por lo que determinaron irse al paro generalizado.

De esta forma, ayer a temprana hora fueron colocadas las banderas rojinegras en Palacio de Gobierno y en las más de 250 oficinas gubernamentales. Sólo permanecerán con actividad, aunque limitada, las áreas de salud y seguridad, según dio a conocer Ferreyra Piñón.

Los integrantes del Staspe ya habían prorrogado el estallamiento de la huelga en varias ocasiones en espera de que las autoridades hicieran una mejor oferta salarial.

Sin embargo, durante la tarde del lunes el gobierno del estado ratificó la oferta de 3.5% de incremento salarial y 1.2% a prestaciones.

El gobernador, Fausto Vallejo Figueroa, lamentó la determinación de los sindicalizados pero afirmó que su administración actuó con responsabilidad al no hacer ofrecimientos que después no se puedan hacer efectivos.

El Ejecutivo estatal descartó que la administración pública se vaya a paralizar y dijo que los servicios públicos continuaran operando.

También mencionó que el gobierno del estado ha solicitado que se permita laborar con guardias en dependencias como Receptoría de Rentas, Registro Civil y Secretaría de la Mujer, en organismos descentralizados como el parque zoológico Benito Juárez, Sistema DIF y Casa de Gobierno.

Ello, por considerarse que son áreas básicas en la atención de grupos vulnerables, por lo que se está a la espera de la resolución correspondiente del Tribunal de Conciliación y Arbitraje.



Volver arriba