Dish lucra de manera ilegal con canales 7 y 13: TV Azteca

MÉXICO (Notimex).— Con la retransmisión nacional de los canales de televisión abierta 7 y 13 la empresa de televisión satelital Dish lucra de manera ilegal y viola la Ley Federal de Derechos de Autor, aseguró Tv Azteca.

En un comunicado, Televisión Azteca enfatizó que Dish opera al margen de la ley porque sabe que no tiene derechos, ni permisos para tomar el contenido realizado por actores, escritores y productores de la empresa.

“Al igual que los vendedores de mercancía pirata, toma ilegalmente algo que de manera legal, con dedicación y talento realizaron otros y lo transmite como propio, obteniendo beneficios económicos sin importar la ley, los derechos de autor, los derechos de sus propios usuarios, o el mal precedente que genera con ello”.

Subraya que Dish México miente al señalar que sus suscriptores cuentan con los canales de televisión abierta de forma gratuita, ya que éstos pagan una tarifa por recibir las señales de TV Azteca, hecho que se confirma con el aumento de tarifas que hizo la empresa de televisión satelital a partir de la entrada en vigor de la reforma constitucional en telecomunicaciones.

“Los hechos no dejan lugar a dudas: al retransmitir de manera ilegal la señal de los canales 7 y 13 del Distrito Federal a toda la República, se violan los derechos autorales de quienes producen los contenidos y los de los televidentes que no pueden tener acceso a programación local”.

Asimismo, precisa, la retransmisión de canales viola los derechos de los anunciantes locales, ya que impide que la publicidad de los bienes y servicios que promocionan llegue a la población a la que está dirigida.

“Está claro que Dish viola la Ley y los derechos de todos pero eso sí, obtiene grandes beneficios económicos de los 2.5 millones de suscriptores que le pagaron un incremento a sus tarifas al subir las señales de televisión abierta”, enfatizó.

TV Azteca señaló que resulta lamentable que la empresa propiedad de la familia Vargas pretenda manipular el espíritu de la reforma de telecomunicaciones inscrita en el Pacto por México.

“Con estas acciones, Dish interpreta la Constitución por encima de las autoridades facultadas para ello, generando un daño incuantificable a la industria de telecomunicaciones y poniendo en riesgo a miles de trabajadores y productores de programas de televisión”.

En ese sentido, es imprescindible que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) investigue, antes de resolver el must carry y must offer, la participación accionaria del agente preponderante Telmex en Dish.

“Estamos seguros que el Ifetel pondrá fin a esta conducta que atenta contra el estado de Derecho”.




Volver arriba