Desbordamiento de río deja daños severos a casas

Desbordamiento de río deja daños severos a casas

HUIXQUILUCAN, México (El Universal).- Varios autos de lujo dañados, 25 familias con casas inundadas, algunas de ellas destruidas; más de 116 personas con pérdida de mobiliario, documentos y sin alimentos, dejó el desbordamiento del río San Joaquín en Interlomas y Palo Solo, donde se conjugó la tragedia de familias de escasos recursos con el daño millonario de agencias como Cadillac, Buick y BMW.

Toneladas de basura, ramas y lodo afloraron con la tormenta que se registró la noche del sábado y el amanecer del domingo 31 de agosto en el río San Joaquín en la parte trasera del kinder Kri-Kri, en la esquina de las calles de Palma Criolla y Magno Centro, de donde se desbordó un afluente negro que arrastró autos de lujo.

En cuatro agencias, las pérdidas ascienden a más de 20 millones de pesos, con cerca de 50 autos y cinco motos de lujo dañados entre Cadillac, Buick, GMC, BMW y Mini coopper. En la agencia Suzuki, un auto en exhibición se desgajó al desprenderse varios metros cuadrados del comercio, ubicado en Magnocentro hacia la barranca de la colonia Palo Solo; en esta tienda resultaron unos ocho autos dañados.

En la Honda, un número similar de vehículos seminuevos en venta quedaron anegados y además un BMW de una agencia aledaña fue arrastrada varios metros por el afluente. Tragedia con lodo y agua El torrente que se desbordó del río San Joaquín cruzó la avenida Magnocentro para desfogar sobre las casas de 25 familias, ubicadas en las calles 11 de abril, 24 de diciembre y avenida Minas, en Palo Solo, donde toneladas de tierra y lodo invadieron habitaciones y derribaron techos y muros.

Los muros y techos de la casa de Diego Pineda Hernández, fueron derribados por el agua, donde la familia sumó al susto el tener que controlar la fuga en un tanque de gas al momento del siniestro. En la cuchilla de Palo Solo, que quedó inmersa en la zona residencial de Magnocentro, entre exclusivos conjuntos residenciales de Palma Criolla y frente al Central Park, viven cerca de 100 familias en alto riesgo en el fondo de la barranca que comprende las calles 11 de Abril, 24 de Diciembre y avenida Minas, señaló el alcalde José Reynol Neyra González, en un recorrido por la zona.

La tormenta y el desbordamiento del río San Joaquín, que fue provocado por cientos de toneladas de basura y ramas, dejó daños a 25 familias, la destrucción de algunas casas y autos, con 116 personas afectadas, puntualizó el presidente municipal. La tormenta que se registró durante la madrugada del domingo generó el desbordamiento del río Hondo en el municipio vecino de Naucalpan, donde personal de emergencias confirmó que no hubo casas dañadas.




Volver arriba