Cirqueros marchan contra veto a animales en circos

MÉXICO (AP).- Acróbatas y payasos se sumaron el martes a una marcha para protestar contra la prohibición al uso de animales en circos en la ciudad de México aprobada la víspera en la Asamblea Legislativa y que suma a la capital a otros estados que han tomado medidas similares.

Más de 1,000 empleados de circos marcharon por calles de la capital y aseguraron que las reformas legales dejarán desempleados tanto a los animales como a los humanos.

Con la norma no podrá haber más leones o tigres u osos -ni siquiera perros ni caballos- en los circos bajo las reformas legales, que aún deben ser promulgadas por el alcalde capitalino para que entre en vigor.

“Cientos de familias van a quedar sin trabajo”, dijo Julio César Ramírez, de 33 años y quien trabaja como payaso en un circo. “Esta es una tradición de más de 250 años”, añadió.

Con pancartas con leyendas como “Todo México quiere un circo con animales” y “El circo ama a los animales”, los miembros de esos centros de entretenimiento avanzaron, incluidas líneas de payaos mientras acróbatas realizaban ejercicios en trampolines.

Los manifestantes caminaron acompañados de elefantes, leones y caballos de plástico en un intento por mostrar cómo se vería un espectáculo de circo sin animales reales. De ser promulgada la norma, la ciudad de México se unirá a otros estados y algunas localidades más en el país que también han establecido vetos similares.

La prohibición de animales no aplica para espectáculos acuáticos con delfines y tampoco para corridas de toros ni rodeos, lo cual ha generado críticas.

Armando Cedeño, presidente de la Asociación Nacional de Circos, dijo que las medidas afectarán a cerca de 50.000 empleados de circos y a entre 3,000 y 3,500 animales, principalmente elefantes, tigres, camellos e hipopótamos.

“Es imposible si nos quitan los animales llevarlos a su hábitat, van a morir”, comentó.

Cedeño aseguró que los animales son tratados bien y que ya cumplen con regulaciones de la autoridad ambiental. Afirmó que son obsoletos los estereotipos de un entrenador con un látigo en la mano y que los animales de circo son criados en un ambiente en el que sus actuaciones se realizan en forma de juego.

Añadió que cada tigre, por ejemplo, come tres o cuatro pollos al día para lo que se necesita hasta un equivalente a unos 20 dólares. “Si en un momento dado el gobierno dijera expropiamos estos animales, no van a tener el recurso para pagar, y si tienen ese dinero, mejor que lo destine a alimentar a los niños de la calle”, dijo.

Promotores de la medida dicen que entrenamientos incesantes, movimientos constantes en vehículos cerrados y continuas representaciones dañan a los animales. También dicen que circos, como el canadiense Cirque du Soleil, pueden ser exitosos sin tener animales.

Pero Autora Vázquez, integrante de una familia dedicada por varias generaciones al circo, consideró que la gente dejará de acudir si no hay animales.

“La gente lo primero que pregunta cuando va al circo es `¿trae animales?’, y si no trae animales, la gente no entra al circo”, dijo.

Con la medida aprobada el lunes, los circos tendrán un año para ajustar sus espectáculos.- MARK STEVENSON




Volver arriba