Buscan su independencia

Compartir cuarto, un recurso para aminorar gastos

MÉXICO (Notimex).- Buscar compañeros de departamento es una práctica cada vez más común entre los jóvenes, quienes para el logro de su independencia o una mejor calidad de vida dejan el nido del hogar para irse a vivir con “roomies” (compañeros de cuarto) con quienes comparten espacios, gastos y experiencias de vida.

Entre algunas de las características de las personas que comparten vivienda son egresados de las universidades con un promedio de edad de 30 años, quienes antes de optar por la vida en pareja deciden vivir su independencia acompañada de personas que les aminoren la carga económica de rentar un espacio para vivir.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), existen más de dos millones de jóvenes que se han salido de sus casas sin haberse casado para compartir alojamiento con algún compañero, cifra que podría duplicarse en la siguiente década.

En entrevista, la doctora en psicología social por la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam), Patricia Andrade Palos, señaló que uno de los factores a considerar para elegir este modelo de vida es tener un plan de vida en específico.

La especialista abundó que aunque no existen estudios que aporten información clara en cuanto a las consecuencias emocionales a futuro de quienes eligen compartir hogar, es importante considerar diversos factores para evitar que la vida en común se vuelva una pesadilla.

Primero es fundamental contar con un plan de vida y responderse las preguntas de por qué vivir con alguien, la manera en la que se haría y con quién, explicó.

En este sentido, dijo, por motivos de seguridad es preferible vivir con algún amigo o conocido para de esta manera mitigar las posibles fricciones que emanan de la vida con compañeros de vivienda, subrayó.

Entre algunas de las ventajas de tener compañeros de departamento destacan en primer instancia el aligeramiento de las cargas económicas al compartir todos los gastos.

Otros beneficios son el acompañamiento y camaradería que pudieran llegar a originarse, la posibilidad de llevar al cabo planes y proyectos en común, así como la probabilidad de trabajar en conjunto.

En cuanto a las desventajas, es importante que todos los habitantes tengan una solvencia económica para evitar que algunos dependan de otros en ese aspecto, y ejemplificó que la elección de vivir con compañeros es similar a la de la vida en pareja, debido a que es una decisión en la que no se conoce el final y sin embargo se arriesgan a tomarla, destacó.

Opiniones recabadas entre personas que han vivido bajo este esquema coinciden en que la vida en común con compañeros tiene la ventaja de aminorar las cargas económicas y en ocasiones emocionales.

Sin embargo, algunos señalaron que la organización de actividades de limpieza en espacios de uso común, así como el respeto a los alimentos y artículos dejados en áreas utilizadas por los habitantes, son aspectos que cuesta trabajo controlar.

Sebastián Romo, estudiante de origen mexicano que reside en Alemania, detalló que se busca vivienda cerca de los centros de estudio, además de que tienen que ver el número de personas que viven en la casa, lo que dificulta la organización y limpieza de la misma.

Destacó que el proceso de selección de los “roomies” es similar a un casting, en el que los propietarios de la casa entrevistan al candidato para conocerlo y decidir en conjunto si lo aceptan o no.En tanto, Gustavo Velasco, diseñador gráfico y empresario originario de la ciudad de Aguascalientes que vivió con diferentes personas en la capital mexicana y en Estados Unidos, comentó que en general se debe aprender a compartir y convivir en los espacios comunes, además de tener la tolerancia para sobrellevar los diversos tipos de vida de los compañeros de hogar.”Si tienes la adaptabilidad de vivir con otras personas sin importar sus manías, humores, amores, olores y descortesías, te será fácil acostumbrarte a sus detalles, abrazos, historias y cortesías”. Al final, añadió el diseñador, terminaras extrañándolos y seguramente, ellos a ti.

“Roomies” | Selección

El proceso de selección de los “roomies” es similar a una prueba de talento.

Entrevista

La doctora en psicología social por la Facultad de Psicología de la UNAM, Patricia Andrade Palos,

destacó que los propietarios de la casa entrevistan al candidato para conocerlo y decidir en conjunto si lo aceptan o no.

Aprender a convivir

En tanto, Gustavo Velasco, diseñador gráfico y empresario que vivió con diferentes personas en el D.F y en Estados Unidos, manifestó que en general se debe aprender a compartir y convivir en los espacios comunes.



Volver arriba