Autodefensas y “templarios” chocan en Michoacán

MORELIA (EFE).— Presuntos integrantes del cártel de los Caballeros Templarios se enfrentaron hoy a balazos con miembros de los grupos de autodefensa que operan en el suroccidental estado mexicano de Michoacán, informaron fuentes de seguridad.

José Manuel Mirele Valverde, uno de los fundadores de las autodefensas en Michoacán, dijo a medios locales que sus hombres desplegaron un operativo en el municipio de Tingambato luego de haber recibido un reporte sobre un cultivador de aguacate secuestrado hace tres días.

Al llegar a Tingambato los presuntos “templarios” atacaron a las autodefensas, que respondieron el fuego hiriendo a dos de sus adversarios, que no obstante lograron escapar, refirió Mireles, y añadió que efectivos militares también patrullan el municipio.

Por su parte, el secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Carlos Hugo Castellanos, informó a través de la red Twitter que “elementos estatales y ciudadanos organizados hacen presencia en Tingambato”.

“Con la acción de la autoridad y el apoyo ciudadano llevaremos a quienes han hecho daño ante la justicia”, añadió.

Una fuente del Gobierno estatal dijo a Efe que Mireles fue atacado a tiros cuando viajaba en un vehículo escoltado por civiles y agentes de la Policía Federal en Tingambato.

De acuerdo con la fuente, el dirigente de las autodefensas resultó ileso, aunque algunos de los vehículos que formaban la caravana recibieron impactos de bala. La información no ha sido confirmada por otras fuentes.

Integrantes de los grupos de autodefensa desarmaron y retuvieron a tres agentes de la Policía Municipal de Tingambato tras acusarlos de apoyar a los delincuentes, aunque horas más tarde los liberaron.

Los grupos de autodefensa surgieron el 24 de febrero de 2013 para combatir a los Caballeros Templarios, organización señalada como responsable de secuestros, homicidios, producción y tráfico de drogas, extorsiones y abusos sexuales, entre otros delitos.

Actualmente, las autodefensas operan en 30 de los 113 municipios de Michoacán, y un acuerdo de cooperación con el Gobierno federal permitió en febrero y marzo el abatimiento de Nazario Moreno González, alias “el Chayo”, y Enrique “Kike” Plancarte Solís, los dos principales líderes “templarios”.

Asimismo, el Gobierno federal detuvo a Dionicio Loya Plancarte, alias “el Tío”, número tres en la línea de mando de la organización criminal. La banda quedó entonces bajo las órdenes de Servando Gómez Martínez, “la Tuta”, quien es buscado por todo Michoacán por las autodefensas.

Alfredo Castillo Cervantes, comisionado federal para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, informó en días pasados que tras la muerte del “Chayo” y de “Kike”, así como la detención de “el Tío”, los grupos de autodefensa deben entregar las armas.

Esto provocó que miembros de estos grupos civiles tomaran hoy durante unas ocho horas la autopista Siglo XXI, que une Morelia, la capital del estado, con la costa del Pacífico, a la altura de la caseta de peaje del municipio de Ziracuaretiro.




Volver arriba