Bloque contra el delito

México, EE.UU. y Canadá quieren frenar el lavado

1 / 2


De izquierda a derecha, Barack Obama, presidente de EE.UU.; Enrique Peña, mandatario anfitrión, y Stephen Harper, primer ministro de Canadá
Recepción al avión "Air Force One" que llevó al Estado de México a Barack Obama, presidente de EE.UU.


TOLUCA, Estado de México.- México, Estados Unidos y Canadá se comprometieron a ampliar el diálogo para hacer frente “de manera más efectiva” al lavado de dinero y a los flujos ilícitos, garantizando la interconexión de los sistemas financieros para evitar estos delitos.

Los jefes de Estado asumieron la responsabilidad para la información y coordinación entre autoridades de procuración de justicia y actuar contra el tráfico de drogas, armas, precursores químicos y mercancía apócrifa.

En la Declaración Conjunta que suscribieron Enrique Peña Nieto, Barack Obama y Stephen Harper, en el marco de la séptima Cumbre de Líderes de América del Norte, los tres mandatarios también compartieron su visión sobre un “futuro próspero y seguro” para los 450 millones de habitantes de los tres países, y reafirmaron su compromiso de mantener a esta región “como la más competitiva y dinámica del mundo”, según consigna “Excélsior”.

En el documento respectivo, además de seguridad y economía, los presidentes de esta zona que comprende el 30% del Producto Interno Bruto (PIB) global, resaltaron la intensificación del trabajo comunitario para combatir la trata de personas; cooperar con Centroamérica en temas financieros, así como en los seguros ante riesgos de desastre, sin soslayar el cambio climático.

En lo referente al tema de energía, Peña, Obama y Harper anunciaron que este mismo año se reunirán los ministros del ramo de los tres países “para analizar oportunidades de colaboración, dentro del marco jurídico. El desarrollo de fuentes renovables de energía y la eficiencia energética son prioridades compartidas”.

Los presidentes de América del Norte, dentro de la “Agenda Prosperidad Compartida Incluyente” abogan por una estrategia común para impulsar la inversión e innovación, en coordinación estrecha con el sector privado; adelantan que habrá mayor interacción con otros socios para fortalecer esta parte del mundo en donde se incluye el Acuerdo de Asociación Transpacífico.

En el tema de cambio climático se reforzará la colaboración para alcanzar un “acuerdo global ambicioso e incluyente”; se continuará promoviendo la democracia, los derechos humanos y el respeto al derecho internacional.

En materia educativa se involucrará a actores privados y académicos para evaluar y planear de mejor manera la atención de las necesidades de América del Norte. Se generarán sinergias entre las iniciativas “Proyecta 100 mil de México” y “Fuerza de los 100 mil en las Américas de Estados Unidos y “La Estrategia Internacional de Educación de Canadá”.

Información aduanera

Se buscará también homologar criterios técnicos al interior de la región comenzando por el transporte de carga y se simplificarán y equipararán los requisitos que deben cumplir comerciantes y en materia de información aduanera.

Los tres jefes de estado también hicieron un llamado a un grupo de empresarios y académicos a ser parte del objetivo común de estrechar la relación trilateral.

“Los gobiernos no lo pueden hacer solos. La fortaleza entre las relaciones de los tres países no sólo es un asunto de políticas gubernamentales o de legislación”, dijo Barack Obama, de acuerdo con la agencia EFE.

Una “riqueza importante” de la relación entre estos tres países surge “de nuestra gente, de nuestros negocios, de los intercambios comerciales, de nuestros estudiantes que viajan de un país a otro”, afirmó ante unas 170 personalidades del sector privado, académico y social involucradas con América del Norte.

En su mensaje, el jefe de la Casa Blanca aludió a los encuentros bilaterales que sostuvo hoy en Toluca, capital del Estado de México con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro canadiense, Stephen Harper, antes de la cumbre trilateral.

“Nuestra conversación se ha concentrado en cómo podemos reducir las fricciones en el comercio, cómo podemos asegurar que las frontera sean más eficaces” y que “los intercambios educativos entre nuestros jóvenes se puedan expandir”, precisó.

En su intervención, el presidente Peña Nieto explicó que los ejes principales de esta cumbre son “la prosperidad incluyente y compartida”, las “nuevas áreas de oportunidad”, la “seguridad ciudadana” y “los temas regionales y globales”.

“A partir de estos cuatro ejes trabajaremos hoy para impulsar el crecimiento económico de nuestros países, la generación de empleo de calidad y con ello elevar las condiciones de bienestar de nuestra sociedad”, apuntó.Peña Nieto destacó que los tres países comparten “fortalezas” que les mueven a seguir hacia adelante en un año en que se celebra el vigésimo aniversario de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan).”Con el mismo espíritu innovador, dos décadas después estamos obligados a ir más allá y potenciar juntos los avances que cada uno de nuestros países están teniendo en lo individual”, afirmó.Por su parte, Harper habló de lo distintas que son las realidades desde que los tres países firmaron el Tlcan y destacó la importancia de “superar los obstáculos”, en un momento en el que “una incertidumbre comercial sigue estando presente” por la última recesión económica.”El futuro económico de este continente está muy vinculado y por eso tenemos que buscar nuevas maneras de seguir cooperando de manera conjunta”, concluyó.Tras este encuentro, los tres mandatarios comenzaron la reunión trilateral en la que participarán varios miembros de sus respectivos gabinetes.MÉXICO.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, felicitó al presidente Enrique Peña Nieto por los esfuerzos que ha entablado para la consolidación de reformas que calificó como “prometedoras” a fin de que México sea más competitivo y dé oportunidades al pueblo mexicano. Durante la reunión bilateral que sostuvieron Peña y Obama ayer por la mañana, el mandatario estadounidense dijo estar interesado en escuchar de parte del Presidente de la República las estrategias que tiene el gobierno mexicano para aplicar estas reformas. “En irlas implementando, en materia de justicia penal, en materia de seguridad. Son reformas que son urgentes y tenemos una excelente cooperación en estos espacios”, puntualizó Obama en su intervención. Indicó que sobre su trabajo para cerciorarse de que Norteamérica sea la región más competitiva del mundo, el presidente Obama se pronunció por mantener la integración de las economías de los países de la región de manera más eficaz. “Para poder así crear empleos en Estados Unidos, México y Canadá; y asimismo, poder proyectar desde México, Estados Unidos y Canadá, nuestros bienes y servicios a otras regiones del mundo”, indicó. Dijo que en temas comerciales, el tema del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) es una oportunidad para que MÚxico, Estados Unidos y Canadá se abran a nuevos mercados en la región de Asia-Pacífico, “que es una de las regiones de mayor crecimiento y más promisorias del mundo”. Agregó que además tienen la oportunidad de hablar sobre temas científicos, educativos, sobre intercambios en estos espacios para que los jóvenes mexicanos, estadounidenses y canadienses puedan viajar y estudiar en los otros países de la región. Ciudad seguraDe acuerdo con Notimex la capital de la tierra natal del presidente Enrique Peña Nieto se convirtió en la ciudad más segura del mundo, ante las medidas de seguridad implementadas para la celebración de la Cumbre de Líderes de América del Norte. La cumbre que reúne a los mandatarios de México y Estados Unidos, Enrique Peña Nieto y Barack Obama, respectivamente, así como al primer Ministro de Canadá, Stephen Harper, se llevará a cabo con una estricta vigilancia por parte de elementos de la Policía Federal y estatal, del Estado Mayor Presidencial (EMP) y del Servicio Secreto de Estados Unidos. Por tierra y aire, con varios días de anticipación, se montaron fuertes dispositivos para garantizar la seguridad y el libre tránsito de aeronaves y vehículos que transportaron al presidente de Estados Unidos, Barak Obama, así como al anfitrión, Enrique Peña Nieto y el ministro canadiense, Stephen Harper. Amurallado el primer cuadro de Toluca fue cerrado a la circulación, mientras que elementos de corporaciones locales estuvieron agrupados en diversas esquinas estratégicas, en tanto que vehículos del Ejército Mexicano y de la Policía Federal, realizan patrullajes constantes, ante la llegada de alrededor de mil 500 personas que asisten a la Cumbre. Personal castrense se apostó incluso en los puentes del Paseo Tollocan, la principal vialidad de acceso y salida de esta ciudad. Aún y cuando no fueron suspendidas las clases, ni fueron cerrados los comercios, a partir del pasado fin de semana y hasta este jueves quedaron cerrados los edificios del Tribunal de Justicia del Estado, del Congreso local, del Palacio de Gobierno, y Palacio Municipal, cuyos servidores públicos realizan sus labores en sedes alternas. Las autoridades dieron cuenta de la instalación de 22 cámaras de vídeo vigilancia adicionales en puntos estratégicos del Centro Histórico y del Bulevar Aeropuerto. También fueron colocadas grandes carpas en las inmediaciones del Cosmovitral y en la Plaza España, sede de la Cumbre de Líderes de América del Norte, así como en el exterior del teatro Morelos y en la Plaza de los Mártires, donde se transmitirán las actividades de los líderes de Norteamérica. El Aeropuerto Internacional de Toluca, que restringió sus operaciones comerciales y privadas de las 11:00 a las 13:00 horas por la llegada de los mandatarios y ministro realizó a detalle el trabajo logístico, operativo y de seguridad, mismo que aplicó de las 19:00 a las 21:00 horas cuando concluyó la Cumbre. El gobierno mexiquense dio cuenta de una ocupación hotelera del cien por ciento, así como una derrama económica de 100 millones de pesos por la celebración de esta Cumbre que coincide con los 20 años de entrada en operación del Tratado de Libre Comercio en América del Norte (TLCAN).

Tlcan | Visita

La llegada de Obama afectó a usuarios del aeropuerto del Estado de México.

Aeropuerto

El Aeropuerto Internacional de Toluca restringió sus operaciones comerciales y privadas de las 11 a las 13 horas por la llegada de los mandatarios y ministro.

Ocupación hotelera

El gobierno mexiquense afirmó que se registró una ocupación hotelera del cien por ciento, así como una derrama económica de 100 millones de pesos.




Volver arriba