Avión al servicio del narco

Avión al servicio del narco


El incendiado en Venezuela era del cártel de Sinaloa


MÉXICO (EFE).— Un avión mexicano que fue destruido en Venezuela el pasado 4 de noviembre estaba al servicio del cártel de Sinaloa y fue comprado por el principal encargado de lavar dinero para ese grupo criminal, informó ayer el diario “Reforma”.

El avión, un bimotor modelo Hawker 25, fue obligado a aterrizar en una región de Venezuela próxima a la frontera con Colombia por no haber recibido autorización para sobrevolar el espacio aéreo venezolano.

Una vez en tierra, los ocupantes desaparecieron y la aeronave fue incendiada, siguiendo el protocolo de las autoridades venezolanas.

Según el presidente venezolano, Nicolás Maduro, la aeronave transportaba un cargamento de cocaína.

De acuerdo información del diario capitalino, citando fuentes oficiales y documentos judiciales, el avión había sido comprado tres semanas antes de que fuera destruido, por Manuel Eduardo Rodríguez, considerado presuntamente como el principal lavador de dinero del cártel de Sinaloa.

Este grupo criminal es encabezado por Joaquín “El Chapo” Guzmán, el narcotraficante más buscado en México y Estados Unidos.

Las autoridades mexicanas ya habían informado previamente de que los dos pilotos que tripulaban el avión dieron identidades falsas cuando despegaron desde la ciudad de Querétaro, con destino a las Antillas Holandesas y desde allí con un plan de vuelo hacia Honduras.

Pasajeros
Según Reforma, cuando la aeronave partió desde México una de las personas a bordo era Rodríguez, aunque se ignora si abandonó el avión en alguna de las escalas previas a que fuera destruido.

Otros cuatro pasajeros que partieron desde México y desembarcaron en las Antillas Holandesas ya regresaron a México y declararon ante la fiscalía general, pero no se levantaron cargos.

 




Volver arriba