Avanza un paso más

Senadores avalan en lo general la reforma energética

1 / 3


Simpatizantes del Movimiento Regeneración Nacional arremeten contra las vallas de seguridad que protegen las instalaciones del Senado
Arriba, un simpatizante de Morena golpea las mallas colocadas afuera del Senado. Foto de la izquierda, manifestantes perredistas al pie del Ángel de la Independencia


MÉXICO (Notimex).- Las comisiones unidas de Energía, Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos Primera del Senado aprobaron ayer, en lo general, el dictamen de reforma energética que propone cambios a los artículos 25, 77 y 28 constitucionales.

Durante la reanudación de la sesión, que se realiza con toma de tribuna por senadores del PRD en el Salón de Plenos de la Comisión Permanente, se avaló con 24 votos a favor de PRI, PAN y PVEM, así como nueve en contra del PRD y el PT.

El dictamen de Reforma Energética, que será discutido y avalado en lo particular, plantea diversos temas como la apertura de modelos contractuales para que la iniciativa privada pueda invertir en el sector de extracción de hidrocarburos. Asimismo se incluyen cambios constitucionales que permitirán que los particulares entablen contratos para explotar yacimientos a través de las figuras de la utilidad compartida y producción compartida, además del régimen de las licencias. Se señala que no estarán permitidas las concesiones, tanto en el sector petrolero como en el eléctrico. “Tratándose del petróleo y de los hidrocarburos sólidos, líquidos o gaseosos, en el subsuelo, la propiedad de la nación es inalienable e imprescriptible y no se otorgarán concesiones”, indica el dictamen.Cabe destacar que en la discusión en lo particular se anunciaron reservas a los tres artículos constitucionales y a los 21 transitorios que contiene el dictamen de Reforma Energética.Previamente las comisiones unidas de Energía, Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos Primera del Senado habían reanudado la sesión luego de un impasse de casi cuatro horas.Una veintena de senadores perredistas mantenían tomada la tribuna del salón de plenos de la Comisión Permanente, en demanda de un acuerdo que garantice que se aprobará la reforma para la realización de la llamada consulta ciudadana en materia energética.Tras la aprobación en lo general, los perredistas se retiraron de la tribuna.

Entre las modificaciones más importantes en el proyecto de dictamen para la reforma energética están las siguientes, de acuerdo con CNNExpansión.

La iniciativa abre la posibilidad de que empresas privadas participen en la extracción de petróleo y gas natural en el país, así como que puedan competir contra Petróleos Mexicanos.

Se abre la posibilidad de otorgar contratos para servicios, así como de utilidad y producción compartida, además de licencias; sin embargo la constitución prohibirá las concesiones, un régimen que además de dar derechos sobre el petróleo extraído, también lo hace sobre el que se encuentra en el subsuelo. Los contratos deben recalcar que la nación es dueña de los hidrocarburos, pero sí les permitirá contabilizar los beneficios futuros.

Las compañías usan estos datos para que los inversionistas les permitan endeudarse para invertir en los grandes proyectos como aguas profundas.

El Estado tendrá la flexibilidad para pagar por los contratos a través de efectivo de una parte de la venta de los hidrocarburos, o con barriles de crudo o gas natural, dependiendo del esquema. En cualquier caso, el gobierno recibirá recursos por el cobro de impuestos o regalías.

La apertura en la extracción de hidrocarburos permitirá que particulares extraigan gas natural, del que México cuenta con un gran potencial en “gas shale”.

Con esta medida, las compañías podrán construir ductos para trasportar el energético, algo que ya pueden realizar con la actual legislación, pero que abre la posibilidad a que las empresas transformen el gas natural en petroquímicos básicos, que ahora sólo puede proveer Pemex.

Además se creará el organismo público descentralizado Centro Nacional de Control del Gas Natural, encargado de la operación del sistema nacional de ductos de transporte y almacenamiento.

Se creará el Fondo Mexicano del Petróleo, controlado por el Banco de México, que pretende emular al fondo de pensiones noruego que se alimenta de los recursos de la extracción del petróleo, y que es el mayor fondo del mundo con más de 700,000 millones de dólares.

Este Fondo atraerá todos los recursos y los distribuirá para el pago a los contratistas, además de darle su parte a Hacienda, que rondará el 7% equivalente del Producto Interno Bruto (PIB), para destinarlo al presupuesto. Una vez que el ahorro llegue al 3% respecto al PIB, se podrá destinar a otras áreas de inversión.

Las leyes establecerán la forma y plazos para que Pemex y la CFE se conviertan en empresas productivas del Estado, por lo que deja abierta las medidas que se aplicarán para lograr esto.

Se prevé que Pemex presente un plan sobre todos sus proyectos de exploración y producción que hoy lleva a cabo para determinar si en un plazo de tres años, prorrogables por dos más, cuenta con las aptitudes tecnológicas y económicas para continuar con ellos, pues de lo contrario el Estado podrá reasignarlos a otras empresas.

Se abre la oportunidad de establecer permisos para la transmisión y distribución de energía eléctrica.

El Sistema Nacional Eléctrico; es decir, la infraestructura con la que hoy CFE transmite la energía, quedará a cargo del Centro Nacional de Control de Energía.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de Energía serán dos órganos desconcentrados de la Secretaría de Energía con personalidad jurídica propia, autonomía técnica y de gestión.

La CNH apoyará a la Sener para definir los yacimientos que se licitarán, para luego convocar y designar a los ganadores. Además llevará el registro geológico a través del Centro Nacional de Información de Hidrocarburos.La CRE otorgará los permisos para la distribución, regulación y el otorgamiento de permisos para el almacenamiento, el transporte y la distribución por ductos de petróleo, gas natural, gas natural comercial, productos petrolíferos, así como de etano, propano, butano y naftas. También la regulación de acceso de terceros a los ductos de transporte y al almacenamiento de hidrocarburos y sus derivados, y la regulación de las ventas de primera mano de dichos productos. Se creará una Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos en materia de seguridad operativa y protección al medioambiente, las instalaciones y actividades del sector hidrocarburos, incluyendo las actividades de desmantelamiento y abandono de instalaciones, así como el control integral de residuos. La agencia será un órgano desconcentrado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) se mantiene dentro del Consejo de Administración de la paraestatal, mientras que prevé que los consejeros profesionales de Pemex en funciones a la entrada en vigor del decreto permanecerán en sus cargos hasta la conclusión de los períodos por los cuales fueron nombrados, o bien hasta que el organismo se convierta en empresa pública productiva y sea nombrado el nuevo Consejo. Los consejeros podrán ser considerados para formar parte del nuevo Consejo.




Volver arriba