Atacan a inmigrantes al viajar en “La Bestia”

Les exigen pagar una cuota para seguir en el tren

MÉXICO.- La Casa del Migrante de Saltillo reportó ayer que grupos del crimen organizado atacaron la noche de anteayer el tren, al que los inmigrantes llaman “La Bestia”, a su paso por Cosoleacaque, Veracruz, dejando un saldo de dos muertos y otros cinco heridos.

El ataque se produjo alrededor de las once de la noche, cuando personas armadas con machetes y armas de fuego exigieron a los inmigrantes el pago de una cuota de 100 dólares para poder continuar el camino hacia la frontera Norte arriba del ferrocarril.

Al no pagar la extorsión, los ilegales fueron arrojados del tren. Uno de ellos, señala la Casa del Migrante, murió en el acto, y otro falleció ayer por mañana en un hospital de la ciudad de Minatitlán, luego de sufrir la amputación de las dos piernas.

“Lo que comentan los pobladores es lo mismo de siempre: un grupo del crimen organizado les pidió 100 dólares a los migrantes para continuar con el viaje, y como éstos no tenían ese dinero los tiraron del tren”, señaló en entrevista con Animal Político Alberto Xicontécatl, director de la Casa del Migrante de Saltillo.

Práctica habitual

El pasado 13 de diciembre Animal Político viajó a Veracruz, donde se constató que el cobro de 100 dólares a los inmigrantes a cambio de no tirarlos del tren es una práctica delictiva habitual.

Asimismo, desde el inicio de 2013, también se reportó que grupos del crimen organizado que controlan la ruta ferroviaria que inicia en Tabasco y Chiapas, con rumbo al norte del país, emplean esta estrategia para extorsionar a los miles de centroamericanos que ingresa de manera irregular en México: el cobro del pasaje en el tren, con tarifas que van incluso de los 300 dólares para llegar hasta la ciudad de Coatzacoalcos y 850 dólares hasta Estados Unidos.

Además, es importante destacar que durante el año 2013 el número de ilícitos relacionados con el tráfico de inmigrantes aumentó 172% en el estado de Veracruz.

Así lo revelan las cifras oficiales del Sistema Nacional de Seguridad Pública, las cuales detallan que en la entidad gobernada por Javier Duarte se pasó de 25 reportes por violaciones a la Ley de Migración en 2012, a 68 en 2013; confirmando así la opinión de defensores de derechos humanos, organizaciones de la sociedad civil, y de los propios migrantes, que advierten que atravesar Veracruz es un calvario de agresiones en forma de robos, secuestros, extorsiones y asesinatos.




Volver arriba