Tres heridos al caer helicóptero de fiscalía en Michoacán

Tres heridos al caer helicóptero de fiscalía en Michoacán

MORELIA (EFE).— Tres personas resultaron hoy heridas al caer a tierra un helicóptero de la Procuraduría General de la República mexicana (PGR, Fiscalía) en el municipio de Tancítaro, en el suroeste de México, informaron fuentes oficiales.

El secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), Monte Alejandro Rubido García, confirmó el accidente y aseguró que está “totalmente” descartado que el aparato fuera derribado.

En un comunicado, la PGR precisó que el percance se registró alrededor de las 14.00 hora local (20.00 GMT) cuando el helicóptero realizaba labores de reconocimiento junto con otro de la Policía Federal y “se encontró con un cable de una tirolesa”.

En la aeronave viajaban cinco personas, de las cuales tres presentan “heridas y contusiones en el cuerpo”, mientras que las otras dos resultaron ilesas.

Los heridos están fuera de peligro y son atendidos en la enfermería de la 43 Zona Militar con sede en Apatzingán.

La fiscalía destacó que no se registraron pérdidas humanas ni daños mayores al aparato, un Bell UH-1H, “debido al cortador de cables con el que están equipados todos los helicópteros de la PGR y a la pericia del piloto”.

El Gobierno de Michoacán indicó que el accidente ocurrió en la comunidad serrana de El Cortijo, que se ubica unos 25 kilómetros al norte de la localidad de Apatzingán, cuya seguridad está en manos de las fuerzas federales desde el martes pasado.

El helicóptero es uno de los diez que el pasado 13 de enero llegaron a Morelia, la capital de Michoacán, con fuerzas especiales enviadas por el Gobierno federal para reforzar la lucha contra la inseguridad en el estado.

Michoacán, ubicado en la costa pacífica mexicana, atraviesa una aguda crisis en materia de seguridad que motivó esta semana el lanzamiento de un amplio operativo militar y policial para recuperar el control de los municipios de la región de Tierra Caliente.

Esa zona es escenario de enfrentamientos entre grupos de autodefensa que se formaron hace un año en Michoacán, la mayoría respaldados por empresarios locales hartos de la extorsión y la inseguridad, y la organización criminal de Los Caballeros Templarios.




Volver arriba