Yucatán, tierra de “refugio”

Yucatán, tierra de “refugio”

Cuando menos tres acusados de homicidio o secuestro han sido detenidos en esta ciudad, incluyendo el registrado en Villa Magna, donde fue aprehendido Herbert Ernesto Juárez Díaz.

Estas detenciones refuerzan la versión de que esta ciudad es “elegida” como refugio por personas buscadas por la policía.

En junio de 2012 se dio a conocer, en el Juzgado 2o. Penal, que en el Cereso meridano estaba recluido Abelardo Guzmán Ocampo, acusado de participar en el secuestro de un menor en Ciudad del Carmen.

Como al inculpado se le seguía juicio en esta ciudad por otro delito, las autoridades campechana lo enjuiciaron “a distancia”, es decir, por medio de diligencias realizadas en Mérida, pero ordenadas por un juez de Campeche.

A Guzmán Ocampo también se le vincula con la muerte de un extranjero. Fue aprehendido por problemas de drogas, pero varios meses después se supo, de manera circunstancial, que era buscado en Campeche.
El presunto secuestrador alegó inocencia sobre los hechos ocurridos en 2005, donde el menor fue privado de su libertad, se pidió millonaria cantidad por su vida, pero fue rescatado por la policía.

Otro caso de homicida prófugo, más reciente, fue la del guatemalteco Carlos Roberto Barreda de León, quien el año pasado fue aprehendido en Mérida.

Es acusado del homicidio y otros delitos cometidos contra su esposa. Desde 2012 entró a México con documentos falsos y estableció su residencia en la capital yucateca. Fue trasladado a Guatemala.— R.F.G.




Volver arriba