Yucatán, bien calificado

Lo "levantan" la seguridad y la alta participación social

En 2013 Yucatán obtuvo la calificación más alta en el Índice de Desarrollo Democrático (IDD), una evaluación que realiza la empresa Polilat junto con la Fundación Konrand Adenauer, bajo los auspicios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Es el cuarto año en que se realiza la medición, con el apoyo del Colegio de México. Yucatán pasó del quinto lugar en 2012 al primero.

Nicolás Madáhuar Boehm, presidente de Coparmex Mérida, explica que en la elaboración del índice se toman en cuenta varios factores y Yucatán sobresalió por la seguridad y la elevada participación ciudadana en temas políticos.

Sin embargo, la alta calificación no significa que todo esté bien, porque, de acuerdo con el licenciado Madáhuar Cámara, la evaluación también arrojó puntos débiles en materia de transparencia y en aspectos económicos, como bajos niveles de inversión y falta de autonomía financiera.

“Para nosotros, como yucatecos, es buena noticia que Yucatán esté en el primer lugar del índice”, dice el dirigente. “Nunca será suficiente, siempre vamos a exigir más y eso es bueno”.

“En la evaluación de 2013 los negritos en el arroz están en la rendición de cuentas y la cuestión económica. Allí tenemos áreas de oportunidad”.

En general, México salió mal en el estudio al obtener una calificación de 5.03. Esto representa un retroceso de más de medio punto en comparacion con el 5.56 obtenido en 2012.

Al 10 de Yucatán le siguen Baja California Sur, con 9,989 puntos; Coahuila, con 8,583; Distrito Federal, con 7,857, y Guanajuato, con 7,337. Tamaulipas ocupa el último lugar en la lista, con 1,789.

En una entrevista, Nicolás Madáhuar informa que el índice se elabora con base en cuatro ejes:

1) Dimensión de respeto a los derechos politicos y libertades civiles.

2) Dimensión de calidad institucional y eficiencia política.

3) Capacidad para generar políticas que aseguren bienestar.

4) Capacidad para generar políticas que aseguren eficiencia económica.

Yucatán, explica el dirigente empresarial, salió en cuarto lugar en el primer y tercer ejes, en primero en el segundo y en el 21 en el cuarto.

Sin embargo, los temas de seguridad y participación ciudadana, las grandes fortalezas, impulsaron el Estado al primer sitio de la tabla general.

“En el eje donde ocupamos el primer lugar, las fortalezas van en función de la participación de los partidos políticos, del Poder Legislativo y de la sociedad civil”, añade el presidente de Coparmex. “Hay una marcada área de oportunidad en rendición de cuentas”.

“En cuestión de derechos políticos y libertades civiles, nuestra gran fortaleza es la seguridad. Es algo que nos levanta mucho”.

En el rubro de capacidad para generar políticas que aseguren bienestar, la gran fortaleza es el desempeño del sector salud, pero a cambio hay dos debilidades muy marcadas: el número de hogares que aún están bajo la línea de pobreza y el desempeño bajo en educación.

“En la parte de eficiencia económica avanzamos en competividad, pero tenemos cuatro áreas de oportunidad: el PIB per cápita, que es muy bajo; una desigualdad muy marcada; el hecho de que aún estamos muy relegados en autonomía financiera, es decir, dependemos mucho del recurso federal, y finalmente, el nivel de inversión, que todavía es bajo”, detalla Madáhuar Boehm.

El dirigente subraya el papel de la sociedad, lo cual tiene a Yucatán como un estado que pugna por sus derechos políticos y eso lo ubica en un buen nivel de desarrollo democrático.El índice considera 32 variables que en conjunto suman 10 mil puntos.Al presentar hace unos días el estudio en la ciudad de México, la Coparmex indicó que el IDD “es consistente con mediciones internacionales que han reportado un descenso en la calidad democrática de México, en comparación con otros países latinoamericanos”.El indicador hace un seguimiento permanente a la calidad democrática de los gobiernos estatales y detecta debilidades y fortalezas de cada uno, a fin de ayudarlos a mejorar, según el sindicato patronal.El estudio atribuyó el retroceso democrático de México durante el último año al aumento del número de estados del país que tienen mínimo desarrollo democrático respecto a aquellos que cuentan con un alto desarrollo.”Otro hecho destacable es la variación de posiciones entre entidades, año tras año, lo que estaría indicando también que ningún estado destaca por políticas continuadas de alto desarrollo democrático. Sólo Baja California Sur y el Distrito Federal han mantenido algún nivel de homogeneidad en las cuatro mediciones realizadas, entre las entidades de mejor desempeño”, añade.De las siete entidades que lideraron la medición del IDD-Mex 2012, en 2013 sólo tres de ellas continuaron en la porción superior del ranking, aunque con variaciones en sus posiciones. Se trata de Baja California Sur, que del primer lugar pasó a la segunda posición; Yucatán, que del quinto lugar ascendió al primero, y el Distrito Federal, que se mantuvo en el cuarto sitio.En el extremo contrario, los estados que forman el grupo de menor desarrollo democrático son México, Durango, Puebla, Chihuahua, Guerrero y Tamaulipas.Se destaca que Tamaulipas, en el lugar 31 del ranking general; Chihuahua, en el 30, y Durango, en el 28, han sido afectados principalmente por el clima de violencia y su consecuente afectación de derechos y libertades.Los datos del IDD-Mex se obtienen a través del seguimiento y evaluación de variables sociopolíticas pero también de la realización de estudios de percepción aplicados por los 65 centros de Coparmex en el país a empresarios, líderes de opinión y medios de comunicación.- ÁNGEL NOH ESTRADA

@angelovaliant




Volver arriba