Vuelve la calma

1 / 18




 Unas horas después de la locura que vivió el Centro Histórico por las compras de última hora  la víspera de Navidad,  el panorama fue distinto ayer en la mañana: calles desiertas, aceras libres de ambulantes, comercios  cerrados… En la Plaza Grande hubo cierta actividad. Ahí se colocaron puestos de  comida, como en Mérida en Domingo, y se observaron turistas nacionales y extranjeros. La imagen es de la calle  67 con 56 y 58.




Volver arriba