Voces del público: Vecinos en problemas

Voces del público: Vecinos en problemas

Vecinos en problemas
La calle 40 entre 105 y 107 de la colonia José, ubicada entre las colonias Vicente Solís y Canto, está en tinieblas debido a que desde diciembre del año pasado se encuentra apagada una luminaria del alumbrado público, la única de esa calle. Los vecinos hemos reportado esta falla al Ayuntamiento de Mérida, a Ayuntatel, pero no se repone la lámpara, lo que causa problemas a los vecinos ya que hay vehículos que transitan con exceso de velocidad y pueden atropellar a alguien, sobre todo un niño o una persona de la tercera edad. Asimismo, la oscuridad favorece a los delincuentes del rumbo para cometer sus fechorías; solicitamos al comandante Luis Felipe Saidén Ojeda, jefe de la SSP, vigilancia policíaca en ese sector. Los vecinos hemos pedido ayuda también a la Comisión Federal de Electricidad desde el año pasado y nos dicen que atenderán nuestro reporte pero no lo hacen, causándonos a los vecinos graves problemas. Quienes predicamos la Palabra de Dios, tanto testigos de Jehová como cristianos, por el rumbo estamos temerosos por la oscuridad reinante y por la presencia de pandilleros protegidos por la oscuridad, por eso hay continuos robos por el rumbo; esperamos que el Ayuntamiento de Mérida y la CFE atiendan nuestra petición. —Effy Loeza Piña, Magdalena Evia Torre, Esperanza Traconis Espejo, Ana Luisa Cocom Pech, Teresa Pantí Lorenzana y Karla Torre Ceballos; [email protected]; Mérida, Yucatán

“La mayor sorpresa”
El día de hoy, al leer el Diario me llevé tremenda sorpresa al ver publicado mi nombre en “Voces del público” en un escrito firmado por Fredy Espadas Zapata, quien no contento con pedir una serie de tonterías, como que me pongan lamparas chinas en mi casa, que el carnaval pase por mi calle o “que levanten una barda en el frente de su casa (simulando el paso deprimido)” (sic), dice que así estaré feliz porque defenderé mi Karma (supongo que no tiene ni idea de la ley de causa y efecto). Exijo que se publique esta aclaración pues se me calumnió y el Diario la publicó sin averiguar. En primer lugar, yo no pertenezco ni milito en ningún partido político (primera calumnia). Pero aun cuando así fuera ¿qué?, la ley me garantiza el derecho a la libre expresión y nadie puede descalificarme por pertenecer a a ninguna agrupación, pero definitivamente no estoy afiliado. No defiendo a Angélica (segunda calumnia), no la conozco, no necesita que yo la defienda y si necesita defenderse, que se defienda sola. Ese no es el punto, sino que cambiaron las luminarias sin probar sus dichos, no emiten radiación maligna, no comprobaron que no cumpla NOM, ni siquiera intentaron homologarlas en CFE, ¿dónde están las pruebas? ¡El juicio incoado no termina aún! En cuanto al Carnaval, sí opino que lo cambiaron por fines racistas y para favorecer a un grupito de personas que, como el señor Fredy Espadas Zapata, vive en el Paseo de Montejo y una semana de Carnaval le perjudica sobremanera durante todo el largo año. Yo mismo trabajo en el CMA y me afecta igual que a los “propietarios”. El título “Ciudad de la Paz” le fue otorgado a la ciudad de Mérida por una organización internacional y pertenece a todos los meridanos, a ningún partido o personaje en especial, ni es el nombre de ninguna glorieta. Ahora que eso de poner un muro en la puerta de mi casa para simular el paso deprimido, no entiendo, ¿acaso el sr. Espadas vive en las oficinas de Telmex, en Burguer King, o en los centros comerciales o en el bar irlandés de la glorieta?… ¡por favor!, ¿qué se imagina, que no vivo en Mérida?, ¿que no transito por sus calles?, ¿que no salgo de día o de noche? Hablando de Karma, ¿será el señor Espadas Zapata militante panista? Es pregunta no afirmación. —Agustín Medina Burgos; [email protected]; Mérida, Yucatán




Volver arriba