Voces del Público

Las sinrazones

Estamos de acuerdo con los panistas en que el Gran Museo del Mundo Maya y el Palacio de la Civilización Maya de Yaxcabá resultan obras carísimas que tendrán que ser pagadas a costillas de nuestros bolsillos. Sin embargo, es de justicia señalar que Tales obras fueron construidas por decisión de la ex gobernadora Ivonne Ortega Pacheco y que la institucionalidad del gobierno actual tiene la obligación de pagar. Estamos de acuerdo en que Jorge Esma Bazán, director del Instituto de Historia y Museos de Yucatán, es un funcionario vanidoso; nosotros nos atreveríamos a decir “pesado”.

Pero ahora vayamos a las sinrazones: ¿ No fueron los panistas los que se opusieron a la igualdad de los derechos políticos cuando se les otorgó mediante iniciativa ante el Congreso de la Unión el presidente priista Ruiz Cortines? ¿ No fueron los panistas quienes se opusieron al libro de texto gratuito instaurado por el presidente priista Adolfo López Mateos?

¿No fueron incapaces los panistas de defender la actitud democrática del gobernador Manzanilla Schaffer al reconocer en 1990 el triunfo de la panista Ana Rosa Payán Cervera sobre el priista Herbé Rodríguez Abraham y por ello separado del cargo por el inefable presidente Salinas de Gortari?

El profesor Carlos Hank González fue gobernador del Estado de México, pero las obras del Museo Maya y las de Yaxcabá las realizó la empresa de su hijo.

Licenciado Noé Góngora Navarrete [email protected] Mérida Yucatán.

Demanda laboral

En Yucatán se presume que tenemos un estado con seguridad pública eficiente, más sin embargo en el plano laboral hay muchos empleos que no son muy satisfactorios en el plano individual; la política de las empresas, corporativas. Sus departamentos de recursos humanos emplean a jóvenes de reciente ingreso para evitar pagar un sueldo que esté a la altura de las circunstancias, si bien dan imss, entre otros beneficios, también los explotan bajo presión, para cumplir con tiempos de entrega metas, objetvos, etc., exigiendo mas de lo normal sopena de perder estímulos aficionales, igualmente piden tener experiencia en determinados trabajos, que no es tan fácil que posean los candidatos y es bajo el ingreso mensual que ofrecen. La demanda laboral existe, pero no cumple las expectativas de crecimiento actual, o bien no hay campo para ejercerla adecuadamente. Licenciado Jorge Borges Loría [email protected]érida Yucatán.




Volver arriba