Calvario para cobrar

Calvario para cobrar

Calvario para cobrar

Sin los ánimos de entrarle a la grilla colorida y partidista que a final de cuenta es el mismo estiércol, hace ya casi un año la madre de un servidor falleció e iniciamos el calvario de los engorrosos trámites por seguros de defunción a los cuales tenía derecho y que por ley le corresponden.

En el ir y venir por varias dependencias todo bien, hasta toparse con el llamado aparato burocrático llamado Isstey y muy de moda últimamente por el reparto de culpas según recientes notas de prensa. En un inicio se firma un seguro de defunción por la cantidad de 8,000 pesos . Ya iba para el año de haberlo tramitado cuando llegó la sorpresa del ya cacareado quebranto en su operatividad ante la ineptitud o robo (para eso se supone que hay autoridades que lo deciden), ahora resulta que de acuerdo a ciertos artículos en la ley esa cantidad bajó a $3,600.

La pregunta es ¿ Qué culpa se tiene la población o un trabajador de un mal manejo por parte de una dependencia? El resto del monto original, ¿Dónde queda? Imaginemos por cada trabajador cuanto le quitan… A ver si luego no te salen con la clásica “de acuerdo a recientes modificaciones a la ley”.

Pensemos en la gente más necesitada o que quedó en viudez.

No cabe duda que este sistema político cada vez más podrido no tiene para cuando acabarse y flamantes políticos o funcionarios (de todos los partidos) tengan un poco de decoro o “madre” en el ejercicio de sus funciones porque un servidor ya no la tiene con nosotros y créanlo o no, recuerden que una política mal ejercida o administrada es el pase o boleto directo al infierno. Gózenlo mientras puedan.- Emmanuel Cárdenas Aguilar, [email protected], Mérida, Yucatán

Peticiones desde la Alemán

Las mejoras que están haciendo en el parque de la colonia Alemán están quedando poco a poco.

Los asiduos caminadores de la tercera edad tenemos un problema, nos gustaría que las autoridades pinten flechas con dos derechas, ida y vuelta, ya que hay individuos “corredores” no caminadores, que no respetan su carril y han golpeado a quien va a su derecha con un bastón.

Lástima que no techaron donde están las máquinas nuevas para protegerlas y donde estaba la fuente para el resguardo de los bailadores o para eventos de pintura, etc. Con la mejor intención. -Fernando Rivas Castillo, [email protected], Mérida, Yucatán




Volver arriba