Calvario en el "Juárez"

Calvario en el “Juárez”

Calvario en el “Juárez”

Desde el 6 de marzo ingresó mi esposo al Hospital Juárez del IMSS, gracias al diagnóstico emitido por un médico particular, de que tiene agua en el pulmón izquierdo. Con este resultado a la mano le dieron ingreso, pero a la fecha continúa ingresado en el área 1-5 cama 112, sin que sea atendido correctamente y mucho menos programado para la operación que requiere.

He recurrido a todo el personal de esa institución, pero nadie lo atiende. El doctor Briceño, de la Delegación del Hospital “Ignacio García Téllez” (exT-1) me ha dicho que hay que esperar porque dizque están haciendo gestiones para atenderlo y operarlo en la ciudad de México.

A la fecha, ya llevamos más de tres meses en espera. Mi marido tiene 54 años, es topógrafo de profesión y cubre sus cuotas del IMSS. Por humanidad, solicito la intervención del gobernador para que mi marido sea atendido y operado. -Emilia Poot Cauich; Mérida, Yucatán

No la atienden

Quiero manifestar mi inconformidad por el servicio del Seguro Social en el Hospital “Benito Juárez”. El viernes 23 de mayo un familiar se sintió mal y acudió al IMSS, donde sólo la checaron y la mandaron de vuelta a su casa con algunos medicamentos.

El sábado 24 de mayo mi pariente sufrió un desmayo y la ingresaron en el área de ginecología, pensando que los malestares que tenía estaban relacionados con dicha área.

Después de tres días nos mandaron a la T1 diciéndonos que allá seguiría su tratamiento, pero en el “García Téllez” no la aceptaron, por lo que tuvo que regresar al “Juárez”.

En Ginecología hicieron una solicitud de estudios. Pasó una semana y los estudios no se autorizaron. El lunes 2 de junio le regresaron la solicitud diciéndole que no hay presupuesto para los estudios. Nosotros ya averiguamos en el hospital la razón de que nieguen la solicitud pero no nos dan una respuesta clara.

Solicitamos ayuda al gobernador para resolver este problema, ya que desde que ingresó a la fecha, a mi pariente no le han hecho ningún estudio. -Ana María Itzá May; Mérida, Yucatán




Volver arriba