Voces del público

Voces del público

Medida errónea
Cinco mil salarios mínimos para maestros, directivos y padres de familia que no prevengan y combatan en todos sus aspectos el mal llamado “bullying” (que en mi pueblo se llama acoso escolar o de otra forma más lépera).
Si tomamos en cuenta que las conductas violentas son más probables en familias disfuncionales, donde mamá trabaja todo el día para mantener los hijos de un alcohólico, un desobligado padre o, en el mejor de los casos, para ayudar en los gastos de la casa y que por desgracia tiene un hijo tarambola o influenciado por el entorno social, necio, reacio a escuchar consejos.
¿Hasta dónde esta estúpida ley, acuerdo o reglamentación sacada de la manga coadyuva a la escuela, y a la familia y al adolescente agresor o al agredido? ¿Al padre que no pueda pagar la multa lo meterán a la cárcel?
Señor Chuayffet, no con más leyes y reglamentos se solucionarán estos casos. Basta reforzar las existentes, que se cumplan las obligaciones de quienes ejercen la patria potestad; darle mantenimiento y actualización a las escuelas y a su personal en todos sus aspectos, como establece la Ley General de Educación. Sus leyes tienen más carácter electorero que de soluciones objetivas para la familia y la escuela.— José Dolores Ruiz Ávila ; [email protected]; Mérida, Yucatán.

No más burlas
Excelente noticia la que nos da el Diario. Al fin, los trabajadores yucatecos, humillados, abandonados, engañados, de la Sidra Pino, con la profesional y valiosa ayuda de los ciudadanos, abogado Israel Ramírez; líderes sindicales, Antonio Mercado Herrera y Mario Tránsito Chan, recibirán su tan esperado finiquito. ahora el asunto es penal y estoy seguro de que la licenciada Celia Rivas, fiscal del Estado, no le permitirá más al sujeto de marras Víctor Lizarraga Erosa burlarse, humillar, reírse, robarles más a estos trabajadores, quienes entregaron muchos años de su vida a esa empresa quebrada por el dueño.
Por favor, licenciado Rolando Zapata Bello, si usted valora a los trabajadores de Yucatán, brinde el apoyo necesario a su fiscal del Estado para que este asunto se finiquite de inmediato. Los trabajadores viven en la miseria, ya soportaron este castigo más de cuatro años, ya basta.¡No a las agresiones del 4 de julio! Mario Góngora Flota; [email protected]; Mérida, Yucatán




Volver arriba