Voces del público

Los 250 millones

Se asombraron los directivos de las cámaras comerciales, industriales y empresariales de Mérida por la respuesta que les dio la Procuradora estatal, acerca de la no procedencia de la demanda interpuesta por el Ayuntamiento de Mérida en contra de autoridades de la anterior administración. Lo bueno fue que los orientó, en el sentido de advertirles que solo la Auditoria Superior del Estado está facultada, el problema es saber: ¿Quién nombro al Contralor? -Agustín Medina Burgos; [email protected]; Mérida, Yucatán

¡Pide que se le exija!

Pues bien, en su primer informe de gobierno, Rolando Zapata Bello pidió públicamente que se le exija más en su desempeño; muchas exigencias han habido de la sociedad yucateca vía partidos políticos, asociaciones civiles, iniciativa privada, etcétera, y la mayoría ha sido ignorada por el gobernador, ¿y así pide que se le exija más? Bueno, señor gobernador, le tomo la palabra que empeñó públicamente y le exijo, de la manera más atenta, que deje de sangrar al pueblo con tanta publicidad del mencionado informe; el trabajo que realizó o debe de realizar es su obligación, y si alguien no lo cree, pues está en su derecho de pedirle cuentas, pero la insultante cantidad de publicidad antes, durante y ahora después de su informe no tiene límites y el pueblo ya no puede seguir cargando con tal peso de derroche. A más de hacerle creer a la gente de tanto rollo publicitario, está terminando de agotar la paciencia de ésta. Pónganse a trabajar como el pueblo se los demanda y que sea éste el que juzgue si cumplió o no, pero no tanta propaganda a un trabajo que, repito, es su obligación. Hay muchísimas necesidades en el campo, en la pesca y en general en todo el estado, como para seguir lapidando la economía de nuestra comunidad en derroches inútiles y groseros ante la pobreza real que vivimos. Le exijo como ciudadano libre que soy, y me uno a la exigencia de miles más, que pare de una vez por todas este derroche inútil. -Técnico agropecuario Miguel Moguel, pasante de Psicología; mimo[email protected]; Mérida, Yucatán




Volver arriba