Voces del público

Calle llena de basura

Es por demás hablar a Ayuntatel, no te hacen caso. Tiene aproximadamente mes y medio que reporté que la calle lateral de mi casa, como no está pavimentada ni hay viviendas, gente ignorante, sucia y desvergonzada tiene la fea costumbre de arrojar basura de todo tipo, hasta restos de animales muertos, además de que por las noches parejas de novios, que se quieren ahorrar el hotel, acuden a esa calle, pues las dichosas lámparas las instalaron pero ninguna funciona. Hago la aclaración de que las dos administraciones municipales pasadas, cuando hacía el reporte, de inmediato pasaban a recoger la basura y posteriormente a desyerbar. Esa calle conduce a dos escuelas, una primaria y un jardín de niños, y por ahí tienen que pasar los niños; me gustaría saber dónde vive Renán, porque seguro su calle debe estar limpia o a lo mejor no y la hierba le impide ver la ciudad. Es tal la basura, que el domingo mi esposo tuvo que acarrearla hasta la esquina, pues ya estaba a media calle y estorbaba el paso. Sería bueno ver las construcciones que están a la vuelta, pues también hay basura que generan éstas. Mi reporte es el 928492, creo, porque como ya pasó tanto tiempo se me está olvidando. Ojalá y ahora sí me hagan caso o tendré que llamar por vigésimo quinta vez al Honorable Ayuntamiento. -Noemí Lara Medina; [email protected]; Mérida, Yucatán

La nueva droga

Es innegable que la gente que vende esta nueva droga en el país, y que ningún estado está exento de enfrentarse a alguien con las huellas del daño físico que causa esta droga nueva que esta en circulación…, tiene poco respeto a sí misma para infringirse a sí misma un daño físico letal. -Licenciado Jorge Borges Loría; [email protected]; Mérida, Yucatán

Como Caballo de Troya

Cuando los griegos calcularon que por medio de la fuerza no podrían conquistar Troya, decidieron hacerlo mediante la astucia y para ello dejaron como obsequio un caballo hueco, lleno de guerreros y… ya todos sabemos lo que le ocurrió a Troya.

Actualmente se dice que una oferta con malos propósitos para el que la recibe es “un caballo de Troya”.

Así, tenemos que nos aumentan los impuestos federales, estatales y municipales, todo por nuestro bien; hacen una reforma energética, también para nuestro bien; pero eso sí, hay que esperar dos años para empezar a ver resultados, si suben las tarifas de gas y de luz, así como continúan subiendo las gasolinas, no importa, en dos años bajarán.

El caballo de Troya a nivel municipal es que nos aumentan impuestos que no perjudican a los pobres (ni a los ricos ), sólo a las clases medias que, como siempre, pagamos el predial y otros impuestos municipales, y, a cambio, además de críticas al gobierno estatal, el gobierno municipal nos da muy poco: las calles están llenas baches y las quejas por acumulación de basura están a la orden del día.

En cuanto al gobierno estatal, el caballo de Troya está en que dicen que el presupuesto aumentará en salud, seguridad, educación e infraestructura carretera, pero siempre a expensas de la clase media, en un Estado que no posee industrias, minería, ni ganadería ni agricultura en forma relevante (aunque sí existen) y en donde los empleos son mal pagados y casi son por prestación de servicios aumentarán, además de los impuestos locales, las tarifas del IMSS, etcétera.

Supongo que eso desencadenará una escalada de precios que no ven los gobernantes, los jardineros a domicilio con tarifas de $100 pasarán a $150, y aumentarán los precios de tortas y tacos y las demás cosas.

Éstos son sólo algunas de las cosas que me gustaría externar, pero no alcanzaría el espacio para decirlas todas. Feliz Navidad y el Año nuevo… Bueno, también. -Agustín Medina Burgos; [email protected];Mérida, Yucatán




Volver arriba