Voces del público

Ejemplo familiar actual

“Educa a un niño y jamás será castigado como hombre”, decía un proverbio del filósofo Aristóteles. Este dicho no está lejos de la verdad, a más de dos mil años transcurridos. En la actualidad los padres que somos irresponsables no tomamos con seriedad la paternidad al no ser verdaderos ejemplos para los niños, que no nos sorprende que haya niños que son fruto de familias destruidas por el amor, vicios, resentimientos negativos, violencia intrafamiliar, etcétera.

Sin embargo, a pesar de los programas sociales y de apoyo actuales, éstos no son suficientes para contrarrestar las desigualdades sociales, aun cuando se diga lo contrario; no hay un verdadero interés en la sociedad para resolverlos como debe ser y a fondo. Mientras tanto, el sufrimiento en la ciudad y sobre todo en los municipios son una prueba de lo mal que están organizados en materia social.

Las familias golpeadas por los vicios sin medida, pero sólo son rubros que están a la espera de ser visitados cuando hay elecciones; mientras tanto, están en el olvido total, dándonos atole con el dedo. -Licenciado Jorge Borges Loría; [email protected]; Mérida, Yucatán

Resguardo de información

El reciente exhorto del Inaip y otras autoridades a los médicos yucatecos para que observen rigurosamente la ley referente a información obtenida durante el ejercicio de su profesión, es, por decirlo de alguna manera, “un poco” extemporánea, digamos unos 4,000 años, pues ya desde tiempos de Hipócrates se les pedía a los galenos que juraran por sus dioses y su honor guardar secreto de todo lo que vieran u oyeran de sus pacientes o sus familiares y así hasta nuestros días, pasando por la Carta de Ginebra con sus diversas modificaciones.

Lo que sí, sería bueno averiguar si aún se imparte la cátedra de ética médica en las diversas escuelas y facultades de medicina.

Además de que la NOM prohíbe expresamente entregar una copia del expediente médico sin orden escrita de un juez y eso también todos lo saben. -Agustín Medina Burgos; [email protected]; Mérida, Yucatán




Volver arriba