Vivienda ecológica

La primera casa de su tipo se entrega a una mamá soltera

3_020314p3casita-goberphoto01

Entre sonrisas, juegos y saludos, Odalís, una menor de siete años de edad, y su madre recibieron ayer la primera vivienda ecológica autosustentable de Yucatán y se espera que en un futuro se construyan en serie este tipo de casas, que además se consideran económicas.

La casa genera su propia energía, es térmica y fue diseñada por investigadores del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) y de la Facultad de Arquitectura de la Uady, y se entregó al Instituto de Vivienda de Yucatán (IVEY), que a su vez la asignó a María Lozada García, quien es madre soltera.

En presencia del gobernador Rolando Zapata Bello, al hacerse la entrega de esta vivienda ubicada en el predio 319-A de la calle 19 con 84 de Dzununcán, Felipe Sánchez Téyer, director del CICY, dijo que esa casa es una muestra de cómo la ciencia y tecnología están al servicio de la sociedad.

El funcionario explicó que el proyecto se realizó con recursos provenientes del Fondo Mixto (Fomix) y es una muestra de que la ciencia y la tecnología pueden ser elementos importantes para el desarrollo social y económico de los yucatecos.

Monitoreo

César Escobedo May, director del IVEY, informó que a partir de hoy investigadores del CICY y de la Uady realizarán visitas a la casa para monitorear su funcionamiento y que estará bajo observación por lo menos seis meses.

También anticipó que si se obtienen buenos resultados, como se espera, construirían más casas de ese tipo, destinadas a quienes perciben de uno a tres salarios al día, como María Lozada, quien labora como empleada doméstica.

La dueña de esta nueva casa relató que antes de obtener esa vivienda rentaba una vivienda en un fraccionamiento de Ciudad Caucel y eso afectaba su economía y las oportunidades para sacar adelante a su hija Odalís, quien estudia el segundo grado de primaria y tiene síndrome de Down.

Esta primera casa ecológica autosustentable es amigable con el medio ambiente y es competitiva en precio y calidad en relación con las hay en el mercado local.

Se diseñó para que su funcionalidad responda a las necesidades actuales de la población y al construirla se consideró el clima cálido y húmedo que prevalece casi todo el año en la ciudad.

Beneficios

Otro gran beneficio es que la vivienda cuenta con aditamentos energéticos, como una fosa séptica tradicional modificada con celdas de combustible microbianas que permiten la remoción de carga orgánica de las aguas negras de la casa, al tiempo que genera electricidad para la casa.

Los materiales para las paredes y techo son fibrocemento con poliestireno expandido, que ayudan a mantener fresca la vivienda, además de contar con paneles solares.- DAVID DOMÍNGUEZ MASSA

En síntesis

Precio. La primera vivienda ecológica autosustentable de Yucatán tiene un precio de $260,000, según cálculos del CICY, e incluye la excavación para la fosa séptica prefabricada y el costo de la misma.

Área de construcción. Tiene 37.56 metros cuadrados de construcción, en los que se encuentran la cocina-comedor, sala, recámara y baño.

Concreto aligerado. Para el acabado de azotea se aplicó una mezcla a base de concreto y “perlas” de poliestireno expandido; es decir, un concreto aligerado que cumple con sellar los poros o pequeñas grietas que deja el concreto o salen al momento del fraguado final. Funciona como impermeabilizante y aislante térmico.

Panel solar. Cuenta con un panel solar que le permite almacenar energía proveniente del Sol; tiene un costo calculado en $9,500.

Fosa modificada. Incluye una fosa séptica modificada que además de darle tratamiento a las aguas negras, genera electricidad y tiene un costo de $30,000.

Ahorro. Gracias a esos aditamentos energéticos se considera que el gasto por el consumo de electricidad se reduce hasta en un 60%, comparado con una vivienda convencional.



Volver arriba