Vía rápida entre Chichén y Uxmal

Nueva carretera turística ahorraría 100 kilómetros

La nueva carretera que proyecta construir el gobierno del Estado para unir en forma directa a las zonas arqueológicas de Chichén Itzá y Uxmal ahorraría poco más de 100 kilómetros de recorrido.

Con esa carretera turística facilitarían la afluencia de visitantes a las ciudades prehispánicas mayas porque habría un significativo ahorro de tiempo, combustible y recorrido, ya que se acortaría la ruta de 270 kilómetros, que es el recorrido actual en carretera, a unos 170 kilómetros en un trazo directo.

“Todavía estamos planeando el trazo para determinar la ruta más cercana”, informó el secretario de Obras Públicas del Estado, ingeniero Daniel Quintal Ic.

“Ahora viajar en las carreteras que llevan de Chichén a Uxmal es de aproximadamente 270 kilómetros, pero la nueva ruta directa será de 170″. Señaló que la carretera turística se haría en esta administración estatal y posiblemente se inicie este año.

Quintal Ic, quien fue entrevistado después de presentar su programa de obras 2014 ante socios de la CMIC, de lo que informamos en nota aparte, afirmó que es necesaria la construcción del tren transpeninsular en la ruta Mérida (Yucatán)-Punta Venado (Quintana Roo) porque las carreteras de la Península de Yucatán no aguantan más el tránsito de los tractocamiones de doble rodaje que transportan los productos a Yucatán y Quintana Roo.

“Hay muchas cosas de los trenes que no se sabe y que se pueden adaptar al transpeninsular”, indicó. “Actualmente hay un sistema de carga llamado ‘Roll On-Roll Off’, que se usa mucho en Europa y se puede aplicar al tren de aquí. No hay carga y descarga, simplemente la levantan los tractocamiones y la llevan”.

El funcionario dijo que Yucatán tiene una industria creciente, la productividad aumenta y si el petróleo es la base del desarrollo de esta región, el ferrocarril es en estos momentos el transporte masivo más económico, menos contaminante y peligroso.

“Por política y otras situaciones abandonamos el tren. No lo debimos permitir. En el norte del país el Ferromex y la otra compañía de trenes operan con números rojos, con volúmenes de carga que no puede mover el autotransporte terrestre, ahorran combustible y tienen rutas óptimas”.

Admitió que la ruta del tren transpeninsular es polémica de Mérida a Punta Venado, pero lo primero es que el tren se construya y llegue a Quintana Roo. Luego se podrían construir ramales hacia el aeropuerto de Cancún y a Tulum: “El centro de la Riviera Maya, allá debe estar el tren”, insistió. “Así se estableció desde un principio y allí se construirá”.

¿Dividirá la Península la cerca de seguridad?

“Todos los trenes de Europa están consolidados. Son una garantía. No hay accidentes”, dijo. “Aquí los que quieran pasar lo harán por un puente superior o hacia abajo… no es ningún problema el paso”.

Sin dar cifras o porcentajes, el funcionario aseguró que los estudios arrojan que hay flujo de carga y pasajeros positivos que sustentan la necesidad del tren rápido.

Señaló que el proyecto ya está casi listo, ya resolvieron el problema de derecho de vía invadido con libramientos en Cacalchén y Tixkokob, y están trabajando en el derecho de vía en Quintana Roo.

Incluso, los estudios de impacto ambiental, arqueológico y otros están por concluir, y en abril saldrá la licitación internacional para que luego se inicie la construcción de la ruta del tren.- Joaquín Chan

Inversión Inccopy

Monto global

El director del Inccopy, José Enrique Alpuche Avilés, informó que su inversión sería de $669.860,210, pero la SOP corrigió: $730.1 millones.

Rubros

Para Paradores Turísticos, $14 millones; canchas deportivas, $73 millones; Centro de Justicia Oral, $75 millones; casetas de la SSP, $1 millón; casas de cultura, $16 millones; parques, aceras e iluminación, $48.9 millones; Sicey, $41.9 millones y $400 millones para obras adicionales.




Volver arriba