Variedad de atractivos

Satisfactorio nivel de los servicios para los visitantes

Muchos visitantes se deciden a venir a Mérida por la seguridad que hay, el trato amable de los yucatecos y la imagen afrancesada de la ciudad, entre otros atractivos

El deseo de conocer las zonas arqueológicas, algún cenote y constatar que es real la imagen de colonial y afrancesada que muestran los folletos turísticos sobre Mérida, son otros de los muchos atractivos que influyeron en muchos visitantes este año.

A unos viajeros les parecieron elevados los precios en los restaurantes del Centro, pero otros consideran que están en el promedio de ciudades turísticas de esta categoría.

-Pagamos $400 por un desayuno de huevos y chilaquiles para tres personas -dijo César Mendoza Bautista, empleado del Poder Legislativo de Michoacán y quien pasó la Navidad en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, y el Año Nuevo en esta capital.

La falta de información sobre qué ver, a dónde ir o qué hacer fue un elemento mencionado por los entrevistados. Si bien es común que ellos consulten en internet información al respecto, afirmaron que los datos disponibles ahí no son suficientes, son difíciles de hallar o están en desorden y generan confusión.

-Falta información clara en internet, que sea entendible para la gente que no es de aquí -dijo Joselyn Hernandez Martínez, quien arribó con sus padres y hermanos y fue entrevistada cuando se dirigían a Progreso.

Esa deficiencia no siempre se resuelve en los módulos de información turística, en los cuales no hay suficiente personal preparado para orientar al visitante o bien la atención a estos queda a cargo de estudiantes del ramo que todavía no dominan el tema.

En el módulo ubicado en el Palacio Municipal se observó que en unos casos la información se da de palabra, sin ofrecer un mapa, folleto u otro material. El turista tenía que memorizarse nombres, ubicaciones, descripciones, direcciones y otros datos más.

La mayor parte de los viajeros que vinieron a pasar la Navidad y el Año nuevo son del interior del país, los demás provienen de distintos lugares del extranjero. Tabasco, Chiapas, Puebla, Guerrero, Michoacán, Querétaro, Monterrey, Jalisco y Zacatecas, figuran en la lista de lugares de origen, también Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Francia, Alemania, Bélgica y Suecia, entre otros.

Muchos preguntaron por algún cenote cercano, accesible, en el cual pudieran nadar. La respuesta fue que en ese caso la opción es Dzibichaltún.

También se inquirió sobre el Gran Museo del Mundo Maya, el cual no laboró el 31 y tampoco el día 1, según les informaron en los módulos de atención. Otros preguntaron en el módulo de información del Palacio de Gobierno dónde comprar una guayabera, un hipil y artesanías, y atinadamente les advirtieron contra enganchadores y tiendas que se dicen fabricantes sin serlo y cuyos precios son elevados.

Les recomendaron ir primero a la Casa de las Artesanías porque ahí cada producto tiene puesto el precio, lo que permite comparar con otros sitios que ofrecen los mismos productos.

-Venimos de Chiapas, y esta ciudad nos parece preciosa, la gente es amable, los servicios y los precios son buenos y nos han tratado bien -expresó Joel García Cruz, profesor que visita por segunda vez esta ciudad y quien fue entrevistado cuando preguntaba sobre la playa y las guayaberas en el módulo de información del Palacio de Gobierno.

En general los entrevistados se mostraron satisfechos por los servicios, trato y tarifas en los hoteles de distintas categorías en los que se hospedaron. También elogiaron el carácter amable de la gente, y no hubo quejas sobre las cuotas de taxis y calesas.

-La ciudad es bonita, me gusta la arquitectura y la historia de esta tierra así como, la calidez de la gente, todo nos parece bien -dijo Pablo Montes, quien llegó con Gina Torregrosa, ambos de Colombia.

Ellos eligieron un hotel tipo Bed and Breakfast, y decidieron pasar aquí el fin de año porque en internet averiguaron que Mérida es un sitio pintoresco y con atractivos arqueológicos. Su plan de viaje incluye Valladolid, Chichén Itzá, Izamal, Calakmul (Campeche), Bacalar, Majahual y Tulum (Quintana Roo).

-Yo vengo con un grupo de 46 personas, me agrada la ciudad porque es limpia, bonita y tranquila, y también me gusta el modo de hablar de los yucatecos, lo cual lamentablemente se está perdiendo -dijo a su vez María del Carmen Fuentes Alemán, de Puebla. He venido varias veces a Mérida, aquí la gente es atenta y la comida sabrosa, diferente a la de otras partes del país.

Por su parte, Jorge Cruz Archila, profesor jubilado de Chiapas, dijo que conoció Mérida hace 40 años y ahora la ve muy cambiada. Coincidió en que la comida es cara en el centro de la ciudad, pero “muy rica y bien servida”.

Vino a pasar la Navidad y el Año Nuevo y visitar a familiares radicados en Valladolid.

-Lo que no me gusta de Mérida es que haya tantas casonas hermosas abandonadas, en ruinas -deploró el visitante, quien se alojó en dos hoteles diferentes.- Hansel Vargas Aguilar.

Cifras | Turismo

12%

Más turismo de pernocta

En los primeros 11 meses de este año el número de turistas con pernocta en Yucatán creció 12% en comparación con el mismo lapso del año pasado, informó el secretario de Turismo, Saúl Ancona Salazar.

1.256,179

Visitantes

Hasta noviembre pasado, Yucatán había recibido 1.256,179 viajeros, según el titular de Turismo en el Estado.




Volver arriba